Presidencia de Juarez Celman

La Presidencia de Juarez Celman (1886 - 1890) se caracterizó por los grandes emprendimientos de obras pública (ferroviaria, portuaria y edilicia), apoyando la inmigración y la educación pública y laica. Sin embargo su período de gobierno fue marcado por el endeudamiento, la especulación, y una excesiva emisión monetaria lo que provocó un rebrote inflacionario. Esto desprestigió al gobierno y la figura de Celman se volvió muy impopular. Debido a esto, la Presidencia de Juarez Celman fue truncada y no pudo complir su mandato debido a una insurrección armada llevada a cabo por un movimiento golpista encabezado por Leandro Alem y Aristóbulo del Valle, quienes intentaron realizar un quiebre institucional actuando en contra de la Constitución. Aunque Celman logró sofocar la rebelión, debió renunciar a la presidencia, siendo reemplazado por su vice-presidente Carlos Pellegrini.

Antecedentes

Cuando se realizó el escrutinio para designar el sucesor de Roca, tres candidatos se disputaron el poder: Bernardo de Irigoyen, Manuel Ocampo, y Miguel Juarez Celman. Este último había sido gobernador de Córdoba y a la sazón ocupaba una banca de senador y contaba con el apoyo del Gral Roca y de la mayor parte de los gobernadores provinciales. Las elecciones se realizaron con absoluta normalidad y practicado el escrutinio resultó ganadora la fórmula Juarez Celman - Carlos Pellegrini, representando al partido Autonomista Nacional. Éstos se hicieron cargo de la presidencia el 12 de octubre de 1886.

Obra de gobierno

Durante los dos primeros años de su presidencia, Miguel Juarez Celman se dedicó con mucho optimismo a promover el progreso, la riqueza y la inmigración. Las vías férreas unieron las principales ciudades del interior, se publicó en cifra el adelanto agrícola ganadero, y gran cantidad de inmigrantes y capitales extranjeros llegaron al país. También la ciudad de Buenos Aires experimentó nuevas e importantes transformaciones edilicias, extendiendo sus límites con la incorporación de los actuales barrios de Flores y Belgrano. Entre las obras públicas merecen citarse la apertura de la Avenida de Mayo, la terminación de la Casa de Gobierno y del puerto, la construcción del nuevo teatro Colón, del palacio de Obras Sanitarias y del Departamento Central de Policía.

En noviembre de 1888, el Congreso sancionó la Ley del matrimonio civil, por la cual la unión matrimonial quedaba secularizado como un contrato de la vida civil, sin necesidad de la posterior consagración religiosa.

Juarez Celman dispuso que la Argentina concurriera a la Exposición Internacional reunida en Paris en 1889, para exhibir en esa importante muestra los progresos alcanzados. La República Argentina también estuvo presente en el Primer Congreso Panamericano, celebrado ese mismo año en la ciudad de Washington.

Crisis económica y financiera

En su afán de progreso el gobierno se dejó llevar por el espíritu febril de la época, otorgando concesiones y firmando nuevos empréstitos con los capitales extranjeros, los que pasaron a controlar los ferrocarriles, puertos, algunos servicios públicos y acapararon tierra para especular. A esta situación, duramente combatida por los opositores, se sumaron las emisiones de papel moneda sin respaldo legal y la entrega de créditos bancarios a particulares bajo la sola influencia política.

Entre el pueblo cundió la fiebre del dinero y de la especulación, el desenfreno por los negocios de ganancia segura y el afán de enriquecimiento a través de cotizaciones de Bolsa de Comercio, basadas en promesas y papeles carentes de valor, lo cual fue el centro del delirio especulativo. La embriaguez corruptora se extendió por doquier y la ciudad entera se transformó en un verdadero emporio especulativo. En 1889, la inflación y el agio (beneficio que se obtiene del cambio de la moneda o de descontar letras, pagares, etc.) llegaron a un grado alarmante. Los gastos de la administración pública eran muy superiores a los ingresos genuinos.

1ra Presidencia de Roca

La 1ra Presidencia de Roca (1880 - 1886) fue una época de creciente prosperidad y consolidación de las instituciones. El problema de residencia de las autoridades nacionales había sido superado, puesto que la ciudad de Buenos Aires había sido federalizada por la administración anterior. El problema de los ataques de indígenas a las poblaciones de frontera también habían cesado gracias a la exitosa campaña militar llevada a cabo por el Gral Roca durante la gestión de Avellaneda. De este modo, bajo el lema "Paz y Administración" se pudo gobernar sin disturbios ni levantamientos internos. El 12 de octubre de 1880, Julio Argentino Roca se hizo cargo de la presidencia, sucediendo a su conprovinciano Nicolás Avellaneda. El vicepresidente era el Dr Francisco Madero.

Obra de gobierno de la 1ra Presidencia de Roca

Económica y administrativa

Los ferrocarriles duplicaron la extensión de sus líneas, lo que produjo marcados beneficios a las industrias ganadera, vitivinícula y azucarera. Se pudo transportar hacia la provincia de Tucumán los pesados motores de vapor importados de Francia y Alemania, transformando la industria azucarera y aumentando la producción y exportación de azúcar. También aumentó sensiblemente el stock de ganado en pie, gracias a la cruza con nuevas razas traída de Europa, en especial de Holanda e Inglaterra.

Los países europeos buscaban materias primas de Argentina, lo que favoreció la radicación de capitales extranjeros. Además con la llegada de unos 500.000 inmigrantes provenientes de Europa se produjo la colonización de gran extensión de tierra hasta entonces no explotada, lo que aumentó la superficie cultivada.
 

A través de la Ley 1.130, sancionada por el Congreso en noviembre de 1881, Roca creó el Peso Moneda Nacional, unificando de ese modo por primera vez el sistema monetario argentino. Luego se sancionó la Ley 2.216, o Ley de los Bancos Garantidos que permitía a las provincias emitir esta moneda. La ley de Bancos Garantidos, funcionó como un método de control del presidente logrando una "unidad política" debido a que el presidente era quien determinaba a qué provincia se le brindaría el permiso para la emisión.

Por obra del intendente Torcuato de Alvear, la ciudad de Buenos Aires mejoró su aspecto edilicio. Ordenó demoler la vieja Recova que dividía en dos a la actual Plaza de Mayo. También ordenó el ensanche de algunas calles y embelleció la casa de gobierno.

Labor legislativa

Roca separó efectivamente la Iglesia del Estado, sancionando las leyes de Registro Civil y de Matrimonio Civil, lo que llevó a romper relaciones diplomáticas con el Vaticano. Por iniciativa de Domingo Faustino Sarmiento, director del Consejo Nacional de Educación, dió un extraordinario impulso a la educación mediante la Ley 1420 que establecía la enseñanza primaria gratuita, obligatoria, mixta y laica para todos los habitantes del país. También se sancionó la ley de territorios nacionales, por la cual se establecía los límites y la organización política de dichos territorios, además de reglamentar los derechos de los pobladores.

Otro importante logro de la presidencia de Roca fue la firma del Tratado de Límites de 1881 entre Argentina y Chile, definiendo de norte a sur más de 4.000 km de frontera, estableciendo la línea de las cumbres más altas divisorias de agua, lo que permitió que toda la patagonia y tierra del fuego quedara bajo la soveranía argentina. Esto se pudo lograr gracias a la Segunda Campaña del Desierto, que permitió que los especialistas y exploradores argentinos trazaran mapas del territorio conquistado al indio.

Ley de Educación 1420

La Ley de Educación Común 1420 fue sancionada en julio de 1884 durante la 1ra Presidencia de Julio Argentino Roca, luego de la conclusión del Congreso Pedagógico de 1882. Impuso en todo el territorio de la República Argentina la educación laica, gratuita y obligatoria, contribuyendo a la transformación cultural del país y a reducir sensiblemente el analfabetismo. Hasta ese entonces la educación estaba bajo la tutela de la Iglesia Católica. La Ley 1420 contribuyó a integrar al aborigen y al inmigrante a la sociedad argentina, ya que era obligatoria y gratuita. Fue una ley basal que también contribuyó al fortalecimiento de las instituciones nacientes creadas por los gobernantes de la Generación del 80.

La Ley 1420 también fue una ley muy controversial para la época una sociedad muy católica y provocó conflictos entre el gobierno nacional y la Iglesia Católica. El nuncio papal, Luis Mattera, habló en contra de esta ley. Roca le respondió que Mattera era libre de exponer sus ideas, pero no debía interferir en las asuntos de gobierno. El nuncio también trato de impedir el arrivo de educadores profesionales de los EEUU que iban a dirigir las nuevas escuelas públicas y laicas. Cuando la primera Escuela Normal fue fundada en Córdoba, el Vicario Capitular Gerónimo Clara junto a otros sacerdotes la calificaron de "anatema" (maldición o diabólico).

Mattera habló con las autoridades de dicha escuela y pidió que se cumpliera una serie de condiciones que incluía la enseñanza de la materia Religión en el establecimiento. Este pedido fue enviado al gobierno provincial y éste a su vez lo envió a las autoridades nacionales, quienes rechazaron el pedido de Mattera, quien finalmente terminó disculpándose con el gobierno a través de una misiva dirigida a Roca.

Fallo Británico de 1902

El fallo británico de 1902 definió la frontera entre Argentina y Chile en cuatro regiones en conflicto, durante la 2da Presidencia de Julio A Roca. El arbitraje y fallo británico recayó en la figura de Eduardo VII, hijo y heredero de la reina Victoria de Inglaterra. Luego de un intenso estudio de los puntos en conflictos y asesorado por especialistas, Eduardo VII pronunció su fallo el 20 de noviembre de 1902, sobre las cuatro regiones en litigio: región del paso de San Francisco, cuenca del lago Lácar, inmediaciones de los lagos Nahuel Huapi y Viedma, y región adyacente al seno de la Ultima Esperanza.

El fallo británico de 1902 constaba de cuatro artículos de los cuales el tercero era el más extenso y resolvía el área en disputa de la región de los lagos Nahuel Huapi y Viedma. A continuación texto literal del fallo británico de su Majestad Eduardo VII:

Artículo 1º: El límite en la región del Paso de San Francisco será formado por la línea divisoria de las aguas, que extiende desde el hito ya erigido en ese paso hasta la cumbre del cerro denominado Tres Cruces.

Artículo 2º: La hoya del lago Lácar se adjudica a la República Argentina.

Artículo 3º: Desde el Paso de Pérez Rosales, cerca de la parte norte del lago Nahuel Huapi, hasta las inmediaciones del lago Viedma, el límite pasará por el monte Tronador, y desde allí hacia el río Palena por las líneas de división de aguas determinadas por ciertos puntos obligatorios que hemos fijado sobre los ríos Manso, Puelo, Futaleufú y Palena o Carrenleufú, adjudicando a la Argentina las hoyas superiores de dichos ríos, aguas arriba de los puntos que hemos fijado, incluyendo los valles de Villegas, Nuevo, Cholila, Colonia 16 de Octubre, Frío, Huemules y Corcovado; y a Chile las hoyas inferiores aguas abajo de dichos puntos.

Desde el punto fijo sobre el río Palena, el límite seguirá el río Encuentro hasta el pico llamado Virgen, y desde allí a la línea que hemos fijado cruzando el lago General Paz, y desde allí por la línea divisoria de las aguas determinada por el punto que hemos fijado sobre el río Pico, desde donde ascenderá a la divisoria principal de las aguas del continente sudamericano en la loma Baguales, y seguirá dicha línea divisoria de las aguas hasta una cumbre cuya denominación local es La Galera. Desde este punto seguirá ciertos tributarios del río Simpson (o brazo austral del Aisén), que hemos fijado y alcanza el pico llamado Ap-Ywan, desde donde seguirá la línea divisoria de las aguas, determinada por un punto que hemos fijado en un promontorio de la ribera norte del lago Buenos Aires. La hoya superior del río Pico queda así adjudicada a la Argentina y la inferior a Chile. Toda la hoya del río Cisnes (o Frías) se adjudica a Chile, y también toda la hoya del Aisén, con la excepción de un trecho en las cabeceras del brazo sur que incluye una estancia llamada de Koslowskey, que se adjudica a la Argentina.

La continuación ulterior del límite queda determinada por líneas que hemos fijado cruzando los lagos Buenos Aires, Pueyrredón (o Cochrane) y San Martín, quedando así asignadas las porciones occidentales de las hoyas de estos lagos a Chile, y las porciones orientales a la Argentina, encontrándose sobre los cordones divisorios los elevados picos llamados monte San Lorenzo y Fitz-Roy. Desde el monte Fitz-Roy hasta el monte Stokes la línea fronteriza ha sido ya determinada.

Artículo 4º: Desde las inmediaciones del monte Stokes hasta el paralelo 52 de latitud sur, el límite seguirá primeramente la divisoria continental de las aguas, determinada por la sierra Baguales apartándose de esta última hacia el sur para cruzar el río Vizcachas hacia el monte Cazador en la extremidad sureste, de cuya montaña cruza el río Guillermo, y se junta nuevamente con la divisoria continental de aguas al oriente del monte Solitario, siguiéndola hasta el paralelo 52 de latitud sur; desde cuyo punto el resto de la frontera ha sido ya demarcado por acuerdo mutuo entre los Estados respectivos.

Revolución de 1880 (Argentina)

La Revolución de 1880 fue el levantamiento armado de la Provincia de Buenos Aires, gobernada por Carlos Tejedor, en contra de las autoridades nacionales en junio de 1880 durante la Presidencia de Nicolás Avellaneda. Debido a las constante tirantez entre las autoridades federales y provinciales, este último sostuvo la necesidad de convertir a la ciudad de Buenos Aires en la capital de la República Argentina. Su primer proyecto de ley en tal sentido había sido rechazado por los opositores locales, pero luego de sofocada la Revolución, pudo concretar este objetivo, federalizando Buenos Aires en septiembre de 1880.

Revolución

En 1878, el Dr Carlos Tejedor fue electo gobernador de la Provincia de Buenos Aires, lo que provocó malestar en el resto del país, por cuanto era un antiguo unitario. Se afirmó entonces que con tal elección era el primer paso para elevar a Tejedor a la primera magistratura e imponer como en antaño el predominio político y económico de Buenos Aires sobre las restantes provincias. De esta manera, la eleccion de Tejedor reactualizaba el viejo pleito entre Buenos Aires y las provincias del interior. Al ocupar el mando, el nuevo gobernador calificó a Avellaneda de "huésped", como si el presidente de la Nación careciera de autoridad y fuera un intruso dentro de la ciudad de Buenos Aires, la cual hasta ese entonces era la capital de la provincia homónina y el gobierno federal carecía de un distrito federal donde pudiera residir.

En 1880, poco antes de terminar el mandato de Avellaneda, dos candidatos se presentaron para reemplazarlo: el arriba citado Carlos Tejedor y el General Julio Argentino Roca, quien era el ministro de Guerra y Marina de la administración saliente. Este último era tucumano y conprovinciano del presidente, y, aunque era nuevo en política, había logrado popularidad con la exitosa Segunda Campaña del Desierto, aún entre los pobladores de la provincia de Buenos Aires quienes fueron beneficiado con esta campaña militar, ya que los constantes y salvajes ataques del malón contra las poblaciones de frontera habían cesado.

Al término de un enconado proceso electoral, el triunfo correspondió a Roca por amplia mayoría de sufragios. Tejedor no aceptó el resultado del comicio y dispuso movilizar sus milicias y acopiar armamento. El 1 de junio de 1880 arribó al Riachuelo una nave con fusiles destinados al gobierno bonaerense. Éstos fueron exhibidos por las milicias provinciales en las calles de Buenos Aires sin respetar la orden expresa por el presidente de la Nación de impedir el desembarco de armas.

Ante el curso de los acontecimientos, Avellaneda abandonó la ciudad durante la noche y desde la Chacarita dió a conocer una proclama en la que acusó al gobierno bonaerense de sedición. Luego el presidente instaló la sede del gobierno nacional en el actual barrio de Belgrano.

Seguidamente, las tropas nacionales sitiaron la ciudad de Buenos Aires, que se aprestó a la defensa por medio de una serie de trincheras. El primer combate se produjo en Olivera, próximo a Mercedes, donde las fuerzas del gobierno provincial fueron atacadas por el Coronel Racedo del Ejército Nacional. Durante los días 20 y 23 de junio se luchó encarnizadamente con ventaja para las fuerzas federales en el Puente Alsina, Barracas y los Corrales (hoy Parque Patricios).

Ante la gran cantidad de bajas sufridas y a instancias del cuerpo diplomático, los jefes bonaerenses decidieron capitular, comisionando al Gral Bartolomé Mitre para que iniciara las negociaciones de paz con las autoridades nacionales. Avellaneda sólo exigió la deposición de las armas por parte de los insurrectos y la renuncia de Carlos Tejedor. Éste la presentó el 30 de junio y fue reemplazado por el vicegobernador José María Moreno, quien a su vez renunció ante el interventor federal José Bustillo.

Tratado de Límites de 1881 entre Argentina y Chile

El Tratado de Límites de 1881 entre Argentina y Chile fue un acuerdo binacional que fijó la línea fronteriza entre estos dos países. El Tratado de Límites se firmó durante la 1ra Presidencia de Roca, en Buenos Aires, el 23 de julio de 1881 por Francisco de B. Echeverría, Cónsul General de Chile en Buenos Aires y el Doctor Bernardo de Irigoyen, Ministro de Relaciones Exteriores de la Argentina en representación de los presidentes de las respectivas naciones y las ratificaciones fueron canjeadas en Santiago de Chile el 22 de octubre de 1881.

Texto completo del Tratado de Límites de 1881

Buenos Aires el 23 de julio de 1881.

En nombre de Dios Todopoderoso.

Animados los Gobiernos de la República de Chile y de la República Argentina del propósito de resolver amistosa y dignamente la controversia de límites que ha existido entre ambos países, y dando cumplimiento al artículo 39 del Tratado de abril del año 1856, han resuelto celebrar un Tratado de Límites y nombrado a este efecto sus Plenipotenciarios, a saber:

S. E. el Presidente de la República de Chile, a don Francisco de B. Echeverría, Cónsul General de aquella República; S. E. el Presidente de la República Argentina, al Doctor don Bernardo de Irigoyen, Ministro Secretario de Estado en el Departamento de Relaciones Exteriores.

Quienes, después de haberse manifestado sus plenos poderes y encontrándolos bastantes para celebrar este acto, han convenido en los artículos siguientes:

Artículo 1º. El límite entre Chile y la República Argentina es, de Norte a Sur, hasta el paralelo cincuenta y dos de latitud, la Cordillera de los Andes. La línea fronteriza correrá en esa extensión por las cumbres más elevadas de dicha Cordillera que dividan las aguas y pasará por entre las vertientes que se desprenden a un lado y otro. Las dificultades que pudieran suscitarse por la existencia de ciertos valles formados por la bifurcación de la Cordillera y en que no sea clara la línea divisoria de las aguas, serán resueltas amistosamente por dos Peritos nombrados uno de cada parte. En caso de no arribar éstos a un acuerdo, será llamado a decidirlas un tercer Perito designado por ambos Gobiernos. De las operaciones que practiquen se levantará una acta en doble ejemplar, firmada por los dos Peritos, en los puntos en que hubieren estado de acuerdo y además por el tercer Perito en los puntos resueltos por éste. Esta acta producirá pleno efecto desde que estuviere suscrita por ellos y se considerará firme y valedera sin necesidad de otras formalidades o trámites. Un ejemplar del acta será elevado a cada uno de los Gobiernos.

Artículo 2º. En la parte Austral del Continente y al Norte del Estrecho de Magallanes el límite entre los dos países será una línea que, partiendo de Punta Dungenes, se prolongue por tierra hasta Monte Dinero; de aquí continuará hacia el Oeste, siguiendo las mayores elevaciones de la cadena de colinas que allí existen hasta tocar en la altura de Monte Aymond. De este punto se prolongará la línea hasta la intersección del meridiano setenta con el paralelo cincuenta y dos de latitud y de aquí seguirá hacia el Oeste coincidiendo con este último paralelo hasta el divortia aquarum de los Andes. Los territorios que quedan al Norte de dicha línea pertenecerán a la República Argentina; y a Chile los que se extiendan al Sur, sin perjuicio de lo que dispone respecto de la Tierra del Fuego e islas adyacentes el artículo tercero.

Artículo 3º. En la Tierra del Fuego se trazará una línea que, partiendo del punto denominado Cabo del Espíritu Santo en la latitud cincuenta y dos grados cuarenta minutos, se prolongará hacia el Sur, coincidiendo con el meridiano occidental de Greenwich, sesenta y ocho grados treinta y cuatro minutos hasta tocar en el Canal "Beagle". La Tierra del Fuego dividida de esta manera será Chilena en la parte occidental y Argentina en la parte oriental. En cuanto a las islas, pertenecerán a la República Argentina la isla de los Estados los islotes próximamente inmediatos a ésta y las demás islas que haya sobre el Atlántico al Oriente de la Tierra del Fuego y costas orientales de la Patagonia; y pertenecerán a Chile todas las islas al Sur del Canal "Beagle" hasta el Cabo de Hornos y las que haya al Occidente de la Tierra del Fuego.

Artículo 4º. Los mismos Peritos a que se refiere el artículo primero fijarán en el terreno las líneas indicadas en los dos artículos anteriores y procederán en la misma forma que allí se determina.

Artículo 5º. El Estrecho de Magallanes queda neutralizado a perpetuidad y asegurada su libre navegación para las banderas de todas las Naciones. En el interés de asegurar esta libertad y neutralidad no se construirán en las costas fortificaciones ni defensas militares que puedan contrariar ese propósito.

Artículo 6º. Los Gobiernos de Chile y de la República Argentina ejercerán pleno dominio y a perpetuidad sobre los territorios que respectivamente les pertenecen según el presente arreglo. Toda cuestión que, por desgracia, surgiere entre ambos países, ya sean con motivo de esta transacción ya sea de cualquiera otra causa, será sometida al fallo de una Potencia amiga, quedando en todo caso como límite inconmovible entre las dos Repúblicas el que se expresa en el presente arreglo.

Artículo 7º. Las ratificaciones de este Tratado serán canjeadas en el término de sesenta días, o antes si fuese posible, y el canje tendrá lugar en la Ciudad de Buenos Aires o en la de Santiago de Chile.

En fe de lo cual los Plenipotenciarios de la República de Chile y de la República Argentina firmaron y sellaron con sus respectivos sellos y por duplicado el presente Tratado en la Ciudad de Buenos Aires a los veintitrés días del mes de Julio del año de Nuestro Señor mil ochocientos ochenta y uno.

Francisco de B. Echeverría.- Bernardo de Irigoyen.

Presidencia de Avellaneda

La Presidencia de Avellaneda abarca el período 1874 - 1880, sucediendo a la de Sarmiento, quien entregó el mando el 12 de octubre de 1874. Nicolás Avellaneda integró su ministerio con destacadas figuras de la época: Simón de Iriondo (Interior), Santiago Cortinez (Hacienda), Onésimo Leguizamón (Justicia e Instrucción Pública), Félix Frías (Relaciones Exteriores), y Adolfo Alsina (Guerra y Marina). Sin embargo, por causas políticas, Avellaneda debió reorganizar su gabinete durante el transcurso de su presidencia; Bernardo de Irigoyen reemplazó a Féliz Frías en la cartera de Relaciones Exteriores, y Julio A Roca a Adolfo Alsina como ministro de Guerra Y Marina.

OBRA DE GOBIERNO

Política económica y administrativa

Cuando Nicolás Avellaneda asumió la presidencia, el país soportaba una aguda crisis económica debido a la guerra contra el Paraguay, a los caudillos anárquicos de las provincias que se levantaban contra la Constitución, provocando conflictos armados internos, y a las epidemias, entre ellas fiebre amarilla que brotó durante la Presidencia de Sarmiento. Era necesario amortizar un empréstito contraído tiempo atrás con Inglaterra, pero las exportaciones habían disminuido y los gastos del país excedían a los ingresos, lo que provocaba un déficit. No obstante ello, Avellaneda dispuso cumplir con los compromisos contraídos con el extranjero y aplicó drásticas medidas económicas que lograron reducir el déficit de caja, reduciendo el presupuesto a 22.000.000 de pesos.

La grave crisis no tardó en ser dominada y el intercambio comercial comenzó a señalar saldos favorables. Se amplió la superficie cultivada de trigo, aumentando su producción y su exportación, que se incrementó junto a la de maíz. La ganadería también recibió un gran impulso. Debido al sistema creado por el ingeniero francés Carlos Tellier, se exportó a Europa en 1876 las primeras reses vacunas conservadas a cero grado. Los ferrocarriles extendieron sus líneas; en 1880 llegó a Tucumán la primera línea férrea: la trocha ancha que unía esta provincia norteña con la ciudad de Buenos Aires y que hoy lleva el nombre de Ferrocarril Mitre. Avellaneda, como lo había hecho Sarmiento, fomentó la inmigración europea, no por preferencial racial, sino por que el europeo representaba mano de obra capacitada que ayudaría al desarrollo del país y culturalmente educados para respetar las normas y leyes de una nación jurídicamente organizada en torno a un Estado basado en una Constitución.

Política interna

Avellaneda dispuso seguir una política de pacificación interna, pero era evidente que existía una enconada tirantez con el partido opositor (nacionalista) que encabezaba Bartolomé Mitre, quien sin abandonar su posición revolucionaria, había resuelto la abstención cívica para alejarse de los problemas de interés público. En mayo de 1877, el presidente expuso ante el Congreso su política conciliadora y anunció la amnistía para los cabecillas de la revolución de 1874. Este acercamiento fue aceptado por el General Mitre, quien dispuso declinar toda actitud de violencia. Sin embargo, una fracción del partido autonomista, encabezada por Aristóbulo del Valle y Leandro N Alem, no aceptó la conciliación y se pronunció en contra.

Los partidos conciliados presentaron para las elecciones provinciales bonaerenses la fórmula Carlos Tejedor-José María Moreno, que se impuso en las elecciones de 1878 sobre la fórmula integrada por Aristóbulo del Valle-Leandro Alem.

Desde tiempo atrás, debido a que las autoridades federales aun no tenían una ciudad de residencia legal y para una mejor administración del puerto y Aduana, Avellaneda había sostenido la necesidad de convertir a la ciudad de Buenos Aires en la capital de la Nación. Aunque un proyecto de ley anterior había sido rechazado por el Senado, el 21 de septiembre de 1880, el Congreso finalmente aprobó la Ley 1029, que federalizaba a la ciudad de Buenos Aires, cambiando su estatus jurídico, de ser capital de la Provincia de Buenos Aires pasó a ser capital de la Nación Argentina. Esto se logró luego de que el Ejército Nacional sofocarara el levantamiento armado de Buenos Aires conducido por Carlos Tejedor, quien debió renunciar a su cargo luego de ser derrotado. Este levantamiento armado bonaerense se lo conoce como Revolución de 1880.

Otra logro importantísimo de la Presidencia de Avellaneda fue la Segunda Campaña del Desierto, comandada por su Ministro de Guerra y Marina, el Gral Julio A Roca, entre 1878 y 1879. Esta campaña militar logró incorporar al territorio de la República Argentina una superficie de casi 1 millón de km cuadrado de superficie, que incluye la mitad de lo que hoy es la Pcia de Buenos Aires, y las provincias de Rio Negro, Neuquen, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. La pacificación de estos territorios no solamente permitió al inmigrante asentarse y trabajar la tierra, sino que posibilitó que cartógrafos e ingenieros, como el explorador Francisco P Moreno, conocido como el Perito Moreno, trazaran mapas de toda estas regiones. Ésto favoreció a la Argentina en el Tratado de Límites de 1881 entre Argentina y Chile.

Segunda Campaña del Desierto

La Segunda Campaña del Desierto (1878-1879) fue una campaña militar contra los pueblos tehuelche, mapuche y ranquel, comandada por el General Julio Argentino Roca, durante la Presidencia de Avellaneda. El objetivo principal era poner fin a los constantes ataques de malones contra las poblaciones de la Provincia de Buenos Aires. Estos aborígenes robaban el ganado y mataban a los hombres, tomando cautivas a las mujeres quienes morían en cautiverio, por lo general estaqueadas en el sol. El segundo objetivo era dar seguridad a las nuevas colonias agrícolas, para que sus pobladores inmigrantes pudieran cultivar la tierra y criar ganado, asegurando de esta manera una continuidad económica.

Luego de la muerte Adolfo Alsina en 1877, el general Julio Argentino Roca fue nombrado nuevo ministro de Guerra y Marina, iniciando una nueva campaña del desierto, pero esta vez a gran escala, ya que la única solución contra la amenaza de los indígenas era a través de una guerra total. Para llevar a cabo el plan de batalla, el 4 de octubre de 1878, el Congreso Nacional sancionó la ley N° 947, que destinaba un presupuesto de 1.700.000 pesos para el cumplimiento de la ley de 1867 que ordenaba llevar la frontera hasta los ríos Negro, Neuquén y Agrio.

Mientras tanto, los jefes de sectores de fronteras realizaron diversas operaciones durante el año 1878 y comienzos de 1879, para preparar la ofensiva. A finales de 1878, comenzó la primera ola para asegurar la zona entre la zanja de Alsina y el río Negro a través de ataques sistemáticos y continuos a los establecimientos de los indígenas. El coronel Nicolás Levalle y luego el teniente coronel Freire atacaron a Manuel Namuncurá, mientras que el coronel Lorenzo Vintter tomaba prisionero a Juan José Catriel con más de 500 guerreros y Pincén fue capturado cerca de Laguna Malal. Estos caciques fueron confinados en la isla Martín García. Luego el ranquel Epumer fue capturado en Leuvucó por el capitán Ambrosio. Otras acciones fueron dirigidas por el mayor Camilo García, el teniente coronel Teodoro García, el coronel Rudecindo Roca, el coronel Nelson, el mayor Germán Sosa, el coronel Eduardo Racedo, el teniente coronel Rufino Ortega y el teniente coronel Benito Herrero.

Por ley del 11 de octubre de 1878 se creó la Gobernación de la Patagonia al mando del coronel Álvaro Barros y con jurisdicción en todos los territorios fuera de las provincias hasta el cabo de Hornos. Con 6.000 soldados en cinco divisiones (entre ellos 820 indígenas aliados), en abril de 1879 comenzó la segunda ola, que alcanzó la isla de Choele Choel en dos meses, la cual fue entregada pacíficamente por los indígenas locales. Desde otros puntos, las compañías del sur hicieron su camino hacia el río Negro y el río Neuquén, el tributario septentrional del río Negro. Juntos, ambos ríos marcaban la frontera natural desde los Andes hasta el Atlántico.

Se construyeron muchos establecimientos en la cuenca de estos dos ríos, así como también en el río Colorado. La primera división, al mando del general Roca, partió de Carhué el 29 de abril de 1879 con 1.900 soldados y 105 indígenas, y el 24 de mayo entraron en la isla de Choele-Choel. En junio Roca regresó a Buenos Aires, quedando al mando el coronel Conrado Villegas.

La segunda división, al mando del coronel Nicolás Levalle, partió de Carhué con 325 soldados y 125 indígenas del cacique Tripailao. Avanzó hacia Traru-Lauquen en La Pampa y enfrentó a Namuncurá. La tercera división, al mando de Eduardo Racedo, partió de Villa Mercedes hacia Potahue con 1.350 soldados, entre ellos indígenas ranqueles de los caciques Cuyapán y Simón. Persiguió al cacique Baigorrita. No se logró su captura, pero sí la de 500 de sus indígenas.

La cuarta división, al mando de Napoleón Uriburu, partió desde San Rafael el 21 de abril rumbo a la confluencia de los ríos Limay y Neuquén. Mató en Chos Malal al cacique ranquel Peyeumán. En río Agrio capturaron al cacique Painé con 60 de sus guerreros y luego lograron matar al cacique Baigorrita. Sus acciones obtuvieron un saldo de 1.000 indígenas muertos y 700 prisioneros.  La quinta división, al mando del teniente coronel Hilario Lagos, partió de Trenque Lauquen, y en Curu-Pichi-Cajuel el teniente coronel Godoy mató al capitanejo Lemumier y su hijo. Esta columna capturó a 629 prisioneros.

De acuerdo con la Memoria del Departamento de Guerra y Marina de 1879, se tomaron prisioneros 5 caciques principales y uno fue muerto (Baigorrita), 1.271 indígenas de lanza prisioneros, 1.313 indios de lanza muertos, 10.513 indios de chusma prisioneros y 1.049 indios reducidos.

Federalización de Buenos Aires (Ley 1029)

La federalización de Buenos Aires fue el cambio de estatus jurídico de la ciudad de Buenos Aires por medio de la Ley 1029 aprobada por el Congreso de la Nación el 21 de septiembre de 1880 a instancias del Presidente Nicolás Avellaneda: de ser capital de la Provincia de Buenos Aires se transformó en capital de la República Argentina. La federalización de la ciudad de Buenos Aires pudo llevarse a cabo luego de un violento conflicto armado entre el Ejército Nacional y las milicias provinciales que respondían al gobernador Carlos Tejedor, conocido como Revolución de 1880. Al término del mismo, Tejedor presentó la renuncia.

La Ley 1029 fue ratificada días más tarde por la legislatura bonaerense. De esta manera, se separaba en forma definitiva a la ciudad de Buenos Aires de la jurisdicción provincial. Dos años más tarde, el nuevo gobernador, Dardo Rocha, fundó el 19 de noviembre de 1882 la nueva capital de la Provincia de Buenos Aires: la ciudad de La Plata, la cual se encuentra a 56 km al sudeste de la otrora capital provincial. Con la federalización de la ciudad de Buenos Aires, se puso fin al largo conflicto entre el gobierno federal y provincial por la cuestión de la Aduana, el puerto y la residencia de las autoriades nacionales.

Texto de la Ley 1029
Belgrano, Setiembre 21 de 1880.

Por cuanto:
El Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina, reunidos en Congreso, etc, sancionan con fuerza de LEY:

Art. 1° Declárase Capital de la República, el Municipio de la Ciudad de Buenos Aires, bajo sus límites actuales.

Art. 2° Todos los establecimientos y edificios públicos situados en el Municipio, quedarán bajo la jurisdicción de la Nación, sin que los municipales pierdan por esto su carácter.

Art. 3° El Banco de la Provincia, el Hipotecario y el Monte de Piedad, permanecerán bajo la dirección y propiedad de la Provincia, sin alteración á los derechos que á ésta correspondan.

Art. 4° La Provincia mantendrá igualmente la administración y propiedad de sus ferro-carriles y telégrafos, aunque empiece su arranque en el Municipio de la Ciudad, conservando asimismo la propierdad de los demás bienes que tuviese en él.

Art. 5° La Nación tomará sobre sí la deuda exterior de la Provincia de Buenos Aires, previos los arreglos necesarios.

Art. 6° El gobierno de la provincia podrá seguir funcionando sin jurisdicción en la Ciudad de Buenos Aires, con ocupación de los edificios necesarios para su servicio, hasta que se traslade al lugar que sus leyes designen.

Art. 7° Mientras el Congreso no organice en la Capital la Administración de Justicia, continuarán desempeñándola los Juzgados y Tribunales provinciales, con su régimen presente.

Art. 8° Esta Ley sólo regirá una vez que la Legislatura de Buenos Aires haya hecho la cesión competente, prestando conformidad á sus cláusulas, con arreglo á lo dispuesto en el artículo 3° de la Constitución Nacional.

Art. 9° Comuníquese al Poder Ejecutivo

Presidencia de Sarmiento

La Presidencia de Sarmiento fue el período de gobierno del sanjuanino Domingo Faustino Sarmiento, a cargo del Poder Ejecutivo Nacional, entre los años 1868 y 1874, sucediendo a Bartolomé Mitre. Entre los hechos políticos internos más destacados figura el asesinato de Urquiza por López Jordán y la intervención federal a la Provincia de Entre Ríos. En el ámbito internacional se destaca la culminación de la guerra contra el Paraguay. Sarmiento propició la enseñanza pública y laica y fomentó la inmigración europea ante la necesidad de mano de obra, reformó el puerto y amplió las líneas férreas existentes, fundó el Colegio Militar de la Nación y la Escuela Naval Militar.

Las elecciones presidenciales que consagró la fórmula Sarmiento-Alsina tuvo lugar en abril de 1868, representando al partido autonomista. Cuando se realizaron las elecciones Sarmiento aún se encontraba en los EEUU desempeñando el cargo de ministro plenipotenciario, por lo que debió embarcarse hacia Buenos Aires, regresando en el mes de julio. El escrutinio del Colegio Electoral se realizó el 16 de agosto, y arrojó 79 votos para Sarmiento, 26 para Urquiza, y sólo 22 para Elizalde. El nuevo presidente se hizo cargo del Poder Ejecutivo el 12 de octubre de 1868. Los ministros nombrados por Sarmiento fueron: Dalmacio Vélez Sársfield (Interior), Nicolás Avellaneda (Justicia e Instrucción Pública), José Gorostiaga (Hacienda), Mariano Varela (Relaciones Exteriores), y el Coronel Martín de Gainza (Guerra y Marina).

Obra de Gobierno de la Presidencia de Sarmiento

Sarmiento fue un autodidacta que dedicó todos sus esfuerzos a la lucha contra la ignorancia y a la formación cultural del pueblo.
- Labor cultural: Promulgó la Ley Nacional de Suvenciones en septiembre de 1871, cuyo objetivo era destinar fondos para la construcción de edificios escolares en toda la República, adquirir libros y elementos de trabajo y atender el pago de sueldos a los maestros. Fueron actualizados los planes de estudio de los establecimientos de segunda enseñanza y, a falta de pedagogo en el país, contrató educadores estadounidenses. Por decreto del mes de junio de 1870 se fundó la Escuela Normal de Paraná.
- Labor administrativa: En 1869 la legislatura aprobó el Código Civil, redactado por Vélez Sársfield, que entró en vigencia al año siguiente. También fue sancionada la Ley de Ciudadanía, que otorgaba derechos a los inmigrantes, previo cumpimiento de determinados requisitos. Para dar a conocer las nuevas dispocisiones de gobierno se creó el Boletín Oficial de la Nación. En este período presidencial se dio gran impulso a la construcción de nuevo caminos y puentes como así también la extensión de líneas férreas en Buenos Aires, Santa Fe y Cordoba. En septiembre de 1869 se realizó el primer censo nacional, que permitió calcular una población de 1.800.000 habitantes.
-Obra militar: creó el Colegio Militar de la Nación, cuyo primer director fue el Coronel húngaro Juan Czetz. También se fundó la Escuela Naval Militar el 5 de octubre de 1872. Se adquieron nuevos buques de guerra.

Intervención a Entre Rios

En el año 1866, Urquiza había sido reelegido gobernador de la Provincia de Entre Ríos y habitaba en su residencia de campo el palacio San José. Sus relaciones con el gobierno nacional eran cordiales. A comienzo de 1870, Sarmiento visitó a Urquiza en el palacio San José para estrechar vínculos de amistad. Sin embargo, un caudillo local, Ricardo López Jordán acusó a Urquiza de "entregarse a los porteños" y ordenó que varios de sus hombres eliminaran de la escena política al vencedor de Rosas.

En la noche del 11 de abril de 1870, un grupo de unos sesenta individuos armadas irrumpieron en su residencia y, luego de reducir a la guardia, asesinaron al gobernador entrerriano. A los pocos días del crimen, la legislatura de Entre Ríos nombró gobernador a López Jordán, quien asumió la responsabilidad del grabe hecho de sangre. Ante la grabe situación creada, el gobierno nacional decretó la intervención de Entre Ríos. Luego de algunos sangrientos combates, los efectivos del Ejército Nacional, a las órdenes del Coronel Gainza, se impusieron a las fuerzas rebeldes del asesino López Jordán.

Sociedad Popular Restauradora (La Mazorca)

La Sociedad Popular Restauradora, conocida como la Mazorca, fue una organización política y parapolicial represora que fue organizada por los partidarios de Juan Manuel de Rosas, gobernador de la Provincia de Buenos Aires a cargo de las relaciones exteriores de las Provincias Unidas del Río de La Plata. La Sociedad Popular Restauradora fue fundada en 1833 por Encarnación Ezcurra, esposa de Rosas, y los rosistas intransigentes que organizaron la Revolución de los Restauradores contra los "lomos negros", federales que no estaban de acuerdo con la política de Rosas. Como en 1933 Rosas ya no era gobernador, el objetivo original de la creación de la Sociedad Restauradora era restaurar a Juan Manuel de Rosas para un segundo período de gobierno con la suma del poder público. Luego, una vez en el poder, el segundo objetivo era la persecución de todos aquellos que se oponían al régimen.

Aunque la Sociedad fue organizada por Encarnación Ezcurra, su presidente era Julián González Salomón. La misma estaba formada por familias de federales "netos o apostólicos" como los Arana, Anchorena, Terrero, Pinedo, Obarrio y Mansilla. La Mazorca era el brazo armado de la Sociedad Popular Restauradora y estaba compuesta por dos cuerpos especiales de la policía y serenos, dirigidos por los comisarios Ciriaco Cuitiño y Andrés Parra. Entre los subordinados de éstos, trascendieron nombres como los de los oficiales Silverio Badía, Manuel Troncoso, Fermín Suárez, Estanislao Porto y Leandro Antonio Alén. Este último era el padre de Leandro Alem, el cual cambió su apellido para no ser víctima de discriminaciones.

Avión espía U-2

El U-2 Dragon Lady fue un avión de reconocimiento de gran altitud, utilizado por la Agencia Central de Inteligencia y la Fuerza Aérea de los EEUU durante la Guerra Fria. Llevaba a cabo misiones de reconocimiento volando por encima de los 20.000 m de altura, en lo profundo del espacio aéreo enemigo. El U-2 se volvió célebre en mayo de 1960, cuando el avión espía piloteado por Francis Gary Powers fue derribado en territorio soviético por missiles SAM, lo que causó un incidente internacional y el fracaso de una cumbre entre Nikita Khrushchev y el Presidente Eisenhower. Sin embargo, el U-2 fue de gran utilidad durante la crisis de los misiles soviéticos en Cuba en octubre de 1962, ya que fue este avión el que fotografió con gran nitidez las instalaciones de montaje de los misiles nucleares de alcance medio.

Construido por la empresa Lockheed, el U-2 era un avión monoplaza, de velocidad subsónica, impulsado por un solo motor de reacción con turboventilador General Electric F118-101. El Dragon Lady tenía alas rectas convencionales de mucha envergadura, similar a las de un planeador. Las mismas estaban montadas en la parte media del fuselaje. El U-2 realizó su primer vuelo de prueba en agosto de 1955 y entró en servicio en 1957. La Lockheed construyó un total de 68 unidades en las siguientes versiones: U-2A, U-2B, U-2C, U-2D, U-2CT (biplaza de entrenamiento), U-2G, y U-2R (con mayor autonomía de vuelo).

Datos técnicos

Tipo: avión de reconocimiento de gran altitud
Motor: 1 motor de reacción con turboventilador General Electric F118-101
Velocidad máxima: 805 km/h
Autonomía de vuelo: 10.300 km
Techo operacional: 24.000 m de altura
Envergadura: 31,4 m
Longitud: 19,2 m
Tripulación: 1




Avión espía U-2

Avión Mirage 2000

El Mirage 2000 era un avión caza supersónico francés, desarrollado por la empresa Dassault Aviation a partir del Mirage III para el Ejército del Aire Francés (Fuerza Aérea Francesa), entrando en servicio en el año 1982. El Mirage 2000 también fue utilizado como avión de ataque, prestando servicio en fuerzas aéreas de diferentes países. Participó con la aviación francesa en la Guerra del Golfo en 1991, en la Guerra Civil de Bosnia (1992-1995), y en la Guerra de Kosovo (1999). Se lo construyó en diferentes versiones: Mirage 2000C, 2000B, 2000E, 2000-5, 2000N y el 2000D. Este caza francés ha sido reemplazado por el Dassault Rafale.

El Mirage 2000 era un avión monoplaza, impulsado por un motor de reacción con postcombustión SNECMA M53-P2. Las tomas de aire del motor estaban a ambos lados del fuselaje. Poseía alas deltas de mucha superficie alar. Su fuselaje era clásico, que caracterizaba a todo Mirage, parecidos a los alerones delanteros tipo Canards fijos, instalados justo detrás de las toberas de ingreso de aire del motor, para mejorar su ángulo de ataque, giros a alta velocidad y obtener, un mejor performance de vuelo a media y baja altitud, necesario para los combates modernos contra otros aviones caza. La aviónica del Mirage 2000B y C incluía un sistema de navegación inercial Sagem ULISS 52, una computadora central Dassault 2084, y un radar multi-función Thomson-CSF RDM. Estaba armado con seis misiles aire-aire MBDA MICA, entre otros.

Datos técnicos del Mirage 2000C

Tipo: avión caza polivalente supersónico
Motor: 1 motor de reacción SNECMA M53-P2
Velocidad máxima: 2.400 km/h (Mach 2,2)
Autonomía de vuelo: 1.550 km
Techo operacional: 17.500 m de altura
Envergadura: 9,13 m
Longitud: 14,36 m
Tripulación: 1
Aviónica: 1 radar multi-función Thomson-CSF RDM; sistema de navegación inercial Sagem ULISS 52
Armamento: 2 cañones de 30 mm DEFA 554 de accionamiento de revolver; 6 misiles aire-aire MBDA MICA; 2 misiles aire-tierra AM.39 Exocet; 2 misiles aire-tierra AS-30L

Mirage 2000-5 (Video)

Avión A-12

El A-12 fue un avión de reconocimiento supersónico de gran altitud, desarrollado por la empresa Lockheed para la Agencia Central de Inteligencia. Se construyeron un total de 13 unidades de estas aeronaves, volando por primera vez en abril de 1962. Fue retirado de servicio en 1968. El A-12 constituyó la base sobre la cual se construyó un nuevo y más avanzado avión de reconocimiento: el SR-71. El A-12 operaba desde la base aérea de Kadena, Okinawa, Japón.

Datos técnicos

Tipo: avión de reconocimiento supersónico
Motor: 2 motores de reacción Pratt & Whitney J58-1
Velocidad máxima: 3.560 km/h (Mach 3,35)
Autonomía de vuelo: 4.000 km
Techo operacional: 29.000 m
Envergadura: 16,95 m
Longitud: 30,97 m
Tripulación: 1



Avión F-8 Crusader

El F-8 Crusader era un avión caza de reacción que operaba desde portaaviones, utilizado por la Marina de los EEUU durante la Guerra Fria. Fue desarrollado por la empresa Vought, realizando su primer vuelo el 25 de marzo de 1955. Entró en servicio con la Armada Estadounidense dos años más tarde, en 1957. La Vought fabricó más de 1.200 unidades en diferentes variantes entre las cuales se destacaron el F-8A, F-8B y el F-8E, que voló en misiones de ataque en los cielos de Vietnam. El F-8E era un avión monoplaza, impulsado por un motor de reacción Pratt & Whitney J57-P-20A y su aviónica estaba compuesta de un radar de control de tiro AN/APQ-94 (en el F-8E). Las alas, montadas en la parte superior del fuselaje, eran de inclinación variable para facilitar el aterrizaje en portaaviones.

Datos técnicos del F-8 Crusader

Tipo: avión caza de reacción supersónica
Motor: de reacción con postcombustión Pratt & Whitney J57-P-20A
Velocidad máxima: 1,975 km/h (Mach 1,8)
Autonomía de vuelo: 2.790 km
Techo operacional: 17.700 m de altura
Envergadura: 10,87 m
Longitud: 16,53 m
Tripulación: 1
Aviónica: radar AN/APQ-94
Armamento: 4 cañones de 20 mm Colt Mk12; 4 misiles aire-aire AIM-9 Sidewinder; 2 misiles aire-tierra AGM-12 Bullpup; 1.800 kg de bombas de todo tipo



F-8 Crusader (Video)

Avión EA-6B Prowler

El EA-6B Prowler es una avión de reacción bimotor con base en portaaviones, equipado para la guerra electrónica. El EA-6B fue desarrollado por la empresa Grumman a partir del A-6 Intruder. Entró en servicio con la Marina de los EEUU en 1971. Durante la Guerra Fria y la Guerra del Golfo de 1991, el Prowler realizó inmuerables misiones de reconocimientos y contramedidas electrónicas, interfiriendo y anulando radares y telecomunicaciones enemigas para abrir un camino aéreo seguro para los aviones caza y de ataque.

El EA-6B Prowler está equipado con un ALQ-99 y un USQ-113 , que son dos sofisticados sistema electrónico de interferencia y anulación de radares. La Grumman alargó la parte delantera del fuselaje del A-6 para transformarlo de un avión biplaza en uno cuatriplaza con una nueva denominación: EA-6B. Como su antecesor, es impulsado por dos motores de reacción Pratt & Whitney J52-P408A. El Prowler también estaba armado con 4 misiles aire-tierra AGM-88 Harm.

EA-6B Prowler (Video)

Avión F-5 Freedom Fighter

El F-5 Freedom Fighter era un avión caza supersónico, bimotor, diseñado y fabricado por la empresa Northrop para la Fuerza Aérea de los EEUU. El desarrollo del F-5 se inició en 1954 y voló por primera vez en un vuelo de prueba el 15 de junio de 1959. Entró en servicio en 1962 primeramente como avión de entrenamiento en su versión F-5A. Luego de algunas modificaciones a este modelo, se obtuvo el F-5C, el cual se convirtió en un eficaz avión de guerra. Este último fue utilizado en Vietnam por la 3ra Brigada Aérea de la Fuerza Aéra Estadounidense, realizando más de 2.600 misiones de combate.

El F-5 Freedom Fighter era impulsado por dos motores de reacción con postcombustión General Electric J85-GE-21B de 3.500 lbf de empuje cada uno. La toma de aire de los motores estaban ubicadas a los costados del fuselaje. Poseía alas deltas pequeñas y recortadas, montadas en la parte baja del fuselaje. La versión F-5E Tiger II estaba equipado con un radar AN/APQ-159 y estaba armado de cuatro misiles aire-aire AIM-9 Sidewinder y dos misiles aire-tierra AGM-65 Maverick.

Datos técnicos del F-5E

Tipo: avión caza supersónico
Motor: 2 motores de reacción General Electric J85-GE-21B
Velocidad máxima: Mach 1,6 (1.700 km/h)
Autonomía de vuelo: 1.405 km
Techo operacional: 15.800 m de altura
Envergadura: 8,13 m
Longitud: 14,45 m
Tripulación: 1
Aviónica: 1 radar Emerson Electric AN/APQ-159
Armamento: 2 cañones de 20 mm Pontiac M39A2; 4 misiles aire-aire AIM-9 Sidewinder; 2 misiles aire-tierra AGM-65 Maverick; 3.250 kg de bombas.



F-5 de la Fuerza Aérea Suiza (video)

Avión F-94 Starfire

El F-94 Starfire fue el primer avión de reacción interceptor de todo clima que tuvo la Fuerza Aérea Estadounidense. El F-94 fue desarrollado por la empresa Lockheed a partir del T-33 Shooting Star. Voló por primera vez el 16 de abril de 1949 y entró en servicio en mayo de 1950 como el F-94A. Se construyeron un total de 855 unidades en diferentes versiones.

El F-94 Starfire de la Lockheed era un avión biplaza subsónico, impulsado por un motor de reacción Pratt & Whitney J48-P-5. Tenía alas rectas, montadas en la parte baja del fuselaje. El F-94 estaba armado de 24 cohetes Mk 4 Folding-Fin Aerial Rocket de 70 mm. Contaba con un radar AN/APG-40. El Starfire fue utilizado en la Guerra de Corea, con los escuadrones 339, 68, y 319 de la Fuerza Aérea de los EEUU. Se le acredita muchas victorias aéreas.


Avión F-11 Tiger

El F-11 Tiger era un avión caza supersónico de la Armada Estadounidense utilizado durante la Guerra Fria. Originalmente conocido con la designación F11F, el Tiger fue diseñado y fabricado por la empresa Grumman. Realizó su primer vuelo de prueba el 10 de julio de 1954, entrando en servicio en la Armada en 1956.

El F-11 era un avión monoplaza, con base en portaaviones, impulsado por un motor de reacción Wright J65-W-18. Las tomas de aire del mismo se encontraban a ambos lados del fuselaje. Tenía alas en flecha montadas en la parte media de la estructura de la aeronave. El Tiger estaba armado de un cañón de 20 mm y misiles AIM-9 Sidewinder.

Datos técnicos del F-11 (F11F) Tiger

Tipo: avión caza de reacción
Motor: 1 motor de reacción Wright J65-W-18 de 10.500 lbf de empuje
Velocidad máxima: 1.250 km/h (Mach 1,1)
Autonomía de vuelo: 2.050 km
Envergadura: 9,6 m
Longitud: 14,3 m
Tripulación: 1
Armamento: 4 cañones calibre 20 mm Colt Mk12; 4 misiles aire-aire AIM-9 Sidewinder; cohetes Aero 6-A



F-11 (F11F) Tiger (video)

Avión A-7 Corsair II

El A-7 Corsair II fue un avión de ataque con base en portaaviones utilizado por la Armada Estadounidense durante la Guerra de Vietnam. Desarrollado a partir del F-8 Crusader, el A-7 fue fabricado por la empresa Ling-Temco-Vought para reemplazar al A-4 Skyhawk. El Corsair II realizó su primer vuelo experimental 26 de septiembre de 1965. Las primeras unidades fueron entregadas a la Marina de los EEUU en enero de 1967. La Ling-Temco-Vought construyó más de 1.500 unidades en diferentes variantes: A-7A, A-7B, A-7C, A-7D, A-7E, A-7G y A-7H.


El A-7 era un avión monoplaza, subsónico, impulsado originalment por un motor de reacción Pratt & Whitney TF30-P-6, el cual fue reemplazado en el A-7E por un motor más potente con turboventilador Allison TF41-A-2. La toma de aire del mismo se encontraba en el frente debajo de la nariz de la aeronave. Sus alas plegables en flecha estaban ubicadas en la parte superior del fuselaje. El Corsair II poseía una mayor capacidad de carga y autonomía de vuelo (4.600 km) que el A-4, siendo su velocidad máxima de 1.120 km/h. Estaba armado de 1 cañón calibre 20 mm Vulcan M61; 2 misiles aire-aire AIM-9 Sidewinders; 2 misiles aire-tierra AGM-45 Shrike; más 6.800 kg de bombas de todo tipo. La aviónica del A-7 Corsair II estaba compuesta de un radar AN/APQ-116.

A-7 Corsair II en acción (video)

Avión A-10 Thunderbolt (Warthog)

El A-10 Thunderbolt es un avión de ataque y apoyo a unidades terrestres desarrollado por la empresa Fairchild Republic para la Fuerza Aérea de los EEUU. Ha sido utilizado durante la Guerra Fria y en la lucha anti-insurgente contra las milicias fundamentalistas en Irak y Afganistán. También conocido como el "Warthog" (Jabalí), el A-10 es una arma volante con gran capacidad destructiva, usada con mucho éxito contra tropas blindadas del ejército iraki durante la Guerra del Golfo Pérsico (1991) y Operación Libertad Irakí (2003).

El A-10 es un avión monoplaza y bimotor subsónico. Es impulsado por dos motores de reacción con turboventiladores General Electric TF34-GE-100A de 9.065 lbf de empuje. Los mismos están ubicados en la parte trasera y por encima del fuselaje. Las alas del Thunderbolt son rectas y rectangulares, lo que le otorgan maniobrabilidad y capacidad para despegues y aterrizajes cortos. El armamento principal del Warthog es su cañón calibre 30mm GAU-8/A Avenger, el cual está montado en su nariz y dispara munición con ojiva de uranio empobrecido. Esto lo convierte en un destructor de tanques, ya que los proyectiles de uranio atraviesan fácilemente el acero de cualquier espesor.



La Fairchild Republic fabricó más de 700 unidades en cuatro versiones: el A-10A, avión de ataque; el OA-10A, controlador de aire avanzado; YA-10B Night/Adverse Weather, prototipo experimental de dos asiento; A-10C, también de ataque, pero actualizado. El Thunderbolt voló por primera vez el 10 de mayo de 1972 y entró en servicio en 1977.

Datos técnicos

Tipo: avión de ataque, monoplaza, bimotor subsónico
Motor: 2 motores de reacción General Electric TF34-GE-100A
Velocidad máxima: 706 km/h
Autonomía de vuelo: 4.100 km
Radio de combate: 500 km
Envergadura: 17,53 m
Longitud: 16,26 m
Tripulación: 1
Armamento: 1 cañón calibre 30mm GAU-8/A Avenger; 8 misiles aire-tierra AGM-65 Maverick; 2 missiles aire-aire AIM-9 Sidewinders; 4 lanza cohetes Hydra 70 mm con 19 cohetes cada uno; capacidad para cargar 7.260 kg de bombas de todo tipo.



A-10 Thunderbolt en acción (video)

Avión F7F Tigercat

El F7F Tigercat fue un avión caza estadounidense, diseñado y fabricado por la empresa Grumman para la Armada de los EEUU. El F7F despegó por primera vez en 1943 y entró en servicio en 1944. Aunque las primeras unidades fueron entregadas por Grumman antes de finalizar la Segunda Guerra Mundial, el F7F no participó de este conflicto bélico. Sin embargo, el Tigercat fue utilizado activamente durante la Guerra de Corea y muchos de ellos también se desempeñaron como avión de ataque contra tropas terrestres. Se fabricaron un total de 363 unidades en varias versiones o modelos: se destaca el F7F-2N, caza nocturno equipado con un radar APS-6; y el F7F-4N equipado con un gancho especial para aterrizar en portaaviones.

El F7F Tigercat era un avión biplaza, bimotor, con alas rectas plegables montadas en la parte media del fuselaje. Era impulsado por dos motores radiales de pistones Pratt & Whitney R-2800-34W de 2.100 hp cada uno. Podía alcanzar una velocidad máxima de 740 km/h, siendo su autonomía de vuelo 1.900 km. El F7F estaba armado con 4 cañones de 20 mm M2; 4 ametralladoras calibre 12,7 mm M2 Browning; 2 bombas de 454 kg y 1 torpedo.


Avión F7U Cutlass

El F7U Cutlass era un caza-bombardero de reacción con base en portaaviones utilizado por la Marina de los EEUU durante los primeros años de la Guerra Fria. El F7U fue diseñado por el ingeniero Rex Beisel y fabricado por la empresa Chance Vought. Su prototipo voló por primera vez el 29 de septiembre de 1948 y entró en servicio en julio de 1951. El Cutlass representa una partida radical de los diseños tradicionales. Por lo tanto tuvo numerosos problemas técnicos al principio, provocando la muerte de cuatro pilotos de prueba. Fue sacado de servicio en marzo de 1959.

El F7U Cutlass era un avión monoplaza, impulsado por dos motores de reacción Westinghouse J46-WE-8A. La toma de aire de los motores estaban ubicadas a los costados del fuselaje. Esta aeronave tenía alas en flecha con hipersustentadores adosados a toda la envergadura del borde de ataque de las mismas. La carlinga (cabina) estaba situada bien adelante para proveer una buena visilidad para el piloto durante la aproximación al portaaviones. Contaba con un fuerte arsenal, destacándose unos de los primeros misiles aire-aire: el AIM-7 Sparrow.

Datos técnicos del F7U Cutlass

Tipo: avión caza-bombardero de reacción subsónico
Motor: 2 motores Westinghouse J46-WE-8A de 4.600 lbf de empuje
Velocidad máxima: 1.040 km/h
Autonomía de vuelo: 1.100 km
Techo: 12.000 m de altura
Envergadura: 11,79 m
Longitud: 13,49 m
Tripulación: 1
Armamento: 4 cañones cal. 20mm M3; misiles aire-aire AIM-7 Sparrow; capacidad de carga de 7.500 kg de bombas



Avión A-6 Intruder

El A-6 Intruder era un avión de ataque con base en portaaviones utilizado por la Armada de los EEUU durante la Guerra Fria. Fue diseñado y fabricado por la empresa Grumman, construyéndose un total de 693 unidades en varias versiones: A-6A, A-6B, A-6C, KA-6D (de suministro de combustible), A-6E, A-6F y A-6G. El Intruder realizó su primer vuelo de prueba el 19 de abril de 1960 y entró en servicio en 1963, siendo retirado en 1997. El A-6 fue utilizado durante la Guerra de Vietnam para atacar las columnas con suministros norvietnamita en la Ruta Ho Chi Minh.

El A-6 Intruder era un avión de reacción biplaza y bimotor con alas semi-flecha, plegables para el mejor almacenamiento en portaaviones. Era impulsado por dos motores Pratt & Whitney J52-P8B. Entre su armamento figuraban misiles aire-aire AIM-9 Sidewinders y misiles air-tierra Shrike.

Datos técnicos

Tipo de aeronave: avión de ataque con base en portaaviones
Motor: 2 motores de reacción Pratt & Whitney J52-P8B
Velocidad máxima: 1,040 km/h
Autonomía de vuelo: 5.200 km
Techo: 12.400 m de altura
Envergadura: 16,2 m
Longitud: 16,6 m
Tripulación: 2 (piloto y navegante)
Armamento: misiles aire-aire AIM-9 Sidewinders; misiles aire-tierra AGM-45 Shrike, AGM-65 Maverick y AGM-84 Harpoon; capacidad de carga de hasta 8.170 kg de bombas de todo tipo



A-6 Intruder (video)