Visigodos

Los visigodos fueron una de las dos ramas de los godos luego de su separación; la otra era los ostrogodos. Originarios del norte de Alemania, de la zona del mar Báltico, los godos migraron hacia el sur para establecerse a orillas del mar Negro, donde se separon en dos romas divididos por el río Dniéper: visigodos (godos del oeste) y ostrogodos (godos del este). Durante el siglo III ambos grupos, visigodos y ostrogodos, realizaron incursiones contra el Imperio Romano. Entre los años 270 y 273, el emperador romano Aureliano abandonó la Dacia, región sobre el norte del Danubio, permitiendo su ocupación por los godos. Allí permanecieron durante más de un siglo sin tener conflictos con los romanos, a cuyos ejércitos suministraban tropas, ya que eran excelentes y bravos guerreros.

Entre los años 375 y 376, presionados por los hunos los visigodos se vieron obligados a migrar hacia el oeste hasta la orilla norte del Danubio, donde solicitaron al Imperio Romano, contra el que habían luchado unos años antes, que les aceptara en sus territorios y se les otorgara tierras donde vivir. Se les permitió asentarse en la orilla sur del Danubio y los Balcanes. Para entonces los visigodos ya se habían convertido al arrianismo, una secta oriental del cristianismo que en Occidente fue declarada herejía en el año 325 en el Concilio de Nicea. En el 395, los visigodos estaban gobernados por Alarico I, hijo de Badengaudo. Alarico fue el primero que gobernó sobre la totalidad de los visigodos.

Cuando murió el emperador Teodosio I el Grande ese mismo año, Alarico atacó Constantinopla y asoló Grecia (395 y 396). El general vándalo Estilicón, al servicio de los romanos, logró expulsarlos de Grecia, pero el nuevo emperador, Honorio, temeroso del poder del Estilicón, designó a Alarico gobernador de Iliria, logrando con ello cinco años de paz. Sin embargo, en el año 401, Alarico marchó contra Italia pero fue vencido o disuadido por Estilicon a cambió de su ayuda para luchar contra otros pueblos bárbaros que intentaban llegar a Roma. Luego del asesinato de Estilicón a manos de grupos de romanos, Alarico regresó a Italia y obtuvo nuevas concesiones de Honorio que se había establecido en Rávena, pero una vez que se retiraron los visigodos, Honorio no mantuvo sus promesas.

En el año 410, los visigodos bajo el mando de Alarico atacaron Roma, saqueandola por tres días. Alarico murió en el sitio de Cosenza (410) y le sucedió su cuñado Ataúlfo. Éste pactó con Honorio la salida de Italia a cambio de la concesión del gobierno de las Galias. Los visigodos bajo Ataúlfo dejaron Italia en 412 y fueron al sur de la Galia y el norte de Hispania. Las largas y complejas luchas de Ataúlfo para dominar el sur de las Galias le ocuparon varios años (411 a 414). Luego, en el año 415, en Hispania (España) Ataúlfo fue asesinado en Barcelona y fue sucedido por Walia, quien propone a una alianza con el Imperio Romano, en nombre del cual se encargaría de combatir a los suevos, alanos, vándalos asdingos y silingos que también habían invadido la península Ibérica. De esta manera, los visigodos acaban con los vándalos silingos de la Bética y los alanos de la Lusitania, pero Honorio cambia de planes y vuelve a instalar a los visigodos en la Galia en el 418.

La cúspide del poder visigodo fue alcanzada durante el reinado de Eurico (466–484), quien completó la conquista de España, salvo la Gallaecia, que se mantuvo en poder de los suevos hasta el 586, año que la conquistó Leovigildo. En 507, Alarico II fue derrotado en Vouillé por los francos de Clodoveo I, perdiendo todas sus posesiones al norte de los Pirineos excepto la Septimania o Galia Narbonense de población galorromana. Esta provincia, de vital importancia para el comercio de la época, se mantuvo hasta el final en poder del Reino Visigodo de Hispania. Las ciudades de Narbona y Toledo (la capital de Hispania) constituyeron los polos de la política visigoda.

A finales del siglo VII, las luchas internas por el poder entre dos grandes ramas de la nobleza y el clero fueron continuas. También se produjeron luchas internas entre diferentes grupos que apoyaban a diferentes pretendientes al trono. El rey Wamba, sucesor de Recesvinto, combatía a los vascones en el norte de la Península cuando surgió una nueva rebelión en la Septimania y aunque consiguió apaciguarla, pero fue luego depuesto en extrañas circunstancias. Las contiendas se generalizaron durante los reinados de Égica y Witiza. Cuando el último rey, Rodrigo, alcanzó el trono, sus rivales se aliaron con el jefe musulmán Táriq Ibn Ziyad, quien derrotó a Rodrigo en 711 en la Batalla de Guadalete, cerca de Medina Sidonia, iniciando así la invasión islámica de España sembrando el terror en los pueblos cristianos de la península. Muchos visigodos y romanos migraron hacia el norte de la península, donde bajo las ordenes de un nuevo jefe godo, Don Pelayo, derrotaron en feroz batalla a lo musulmanes en la Batalla de Covadonga, iniciando la Reconquista, una larga lucha que duraría ocho siglos, hasta enero de 1492. Si los visigodos hubieran permanecido unido bajo el mando de un gran monarca, o jefe, como lo fue Carlos Martel y Carlomagno para los Francos, los hordas del islam, jamás hubieran invadido España.

Francos (tribus germánicas)

Los francos constituían una confederación de tribus germánicas que habitaban en el siglo III dC al norte y al este del bajo Rin. Las tribus francas más importantes eran los ripuarios, salios, sicambrios y los chatti. De estas tribus, sólo los francos salios llegaron a formar un reino dentro del Imperio Romano durante la segunda mitad del siglo IV, en el territorio de la actual Bélgica y norte de Francia. Entre los años 355 y 358, el emperador Juliano intentó dominar las vías fluviales del bajo Rin bajo el control de los francos, y lo logró pacificándolos. Roma les concedió una parte considerable de la Galia Belgica, momento a partir del cual pasaron a ser una confederación del Imperio romano. Los francos eran rubios, de cabello lacio, altos, ojos azules. Como todo pueblo germánico eran belicosos y paganos y sus dioses pertenecían a la mitología germano-escandinava.

Aunque se habían convertido en aliados de Roma, contribuyendo a defender las fronteras tras el paso de las tribus germánicas por el Rin en el 405, a partir del año 420, los francos aprovecharon la decadencia de la autoridad romana sobre la Galia, para extenderse al sur, de manera que fueron conquistando gradualmente la mayor parte de la Galia romana al norte del río Loira y al este de la Aquitania visigoda. Alrededor del año 450, cuando Atila invadió parte del Imperio Romano, los francos bajo las órdenes de su jefe salio Meroveo, volvieron a aliarse con los romanos, esta vez para luchar contra los hunos. Las ordas de Atila fueron derrotadas por esta alianza de romanos y tribus germánicas en la batalla de los Campos Cataláunicos en el año 451. Sin embargo, el jefe Meroveo mantuvo las costumbres paganas politeistas y los hábitos guerreros, manteniendose alejado de las influencias romanas.

Un hijo de Meroveo, Childerico I, fundó la dinastía merovingia que se mantuvo en el poder hasta el siglo VIII. Luego de la caida del Imperio Romano de Occidente, en el año 481, los francos proclamaron rey a Clodoveo, quier era hijo de Childerico I. Clodoveo solo tenía 15 años cuando fue proclamado rey. El nuevo monarca poseía grandes dotes de caudillo. Inteligente, ambicioso y sin escrúpulos, se propuso la conquista total de la Galia, para la cual se dio a la tarea de unificar a las distintas tribus francas antes de lanzarse a la lucha. En el año 486 venció al general romano Siagrio, cerca de Soisson, ciudad que hizo su capital. Tiempo después se casó con Clotilde, princesa católica que le instó a la conversión, sin poder lograrlo de inmediato. Sin embargo, cuando Clodoveo se enfrentó con los Alemanes en la batalla de Tolbiac en 496, pidió ayuda al Dios de su esposa y le prometió convertirse si salía victorioso. Así sucedió y abrazó el catolicismo y fue bautizado en la Navidad de ese mismo año.

En el año 500 Clodoveo sometió a los burgundios en la batalla de Dijon, después luchó contra los visigodos arrianos establecidos en el sur de la Galia, en la Aquitania, y los derrotó en Vouillé. Por ese entonces la Galia comenzó a llamarse Francia, que significa reino de los Francos. Clodoveo murió en el año 511.




Invasiones bárbaras

Se conoce como invasiones bárbaras al establecimiento pacífico o bélico de pueblos germánicos, eslavos y mongólicos en el Imperio Romano de Occidente entre los siglos IV y V. Como se vió anteriormente, la Crisis del Siglo III marca la decadencia del Imperio. Las fronteras, debilmente protegidas, debido a la anarquía militar en la puja por el poder, estaban amenazadas por poderosas federaciones de tribus germánicas y eslavas a quienes los romanos llamaban bárbaras porque no hablaban el latin ni el griego. La mayor parte de los pueblos bárbaros que invadieron el Imperio eran germanos, que eran de raza aria o indoeuropea y que procedían de Asia. Luego de abandonar el nomadismo estas tribus se establecieron en la parte norte y central de Europa donde adoptaron las costumbres sedentarias (cría de ganado, agricultura).

Las invasiones bárbaras ofreció dos modalidades: 1) una penetración pacífica y lenta; 2) irrupción violenta y bélica, provocando las grandes invasiones generalizadas y la caida del Imperio Romano de Occidente. A mediados del Siglo IV, los hunos, pastores de raza mongólica, comenzaron a extenderse sobre Europa Oriental. Procedían de las etepas del Asia Central y, cuando atravesaron los montes Urales, obligaron a los germanos a desplazarse sobre el Imperio Romano, primero en forma pacífica en busca de mayor seguridad, dado que los hunos tenían gran superioridad númerica y la ventaja de tener ejércitos montados y no infantería. El 80 % de las tribus germánicas luchaban a pie por carecer de suficiente ganado caballar.

Los visigodos, quienes se habían establecido en las costas del mar Negro, fueron los primeros en sentir el empuje de los hunos. A las órdenes de su jefe Alarico, cruzaron el Danubio en el año 376 y se instalaron en los Balcanes, cerca de Constantinopla. Dos años después vencieron al emperador Valente en la batalla de Andrinópolis. Sin embargo, el sucesor Teodosio el Grande logró someterlos y los hizo sus aliados a cambio de un tributo anual. Los visigodos permanecieron algunos años custodiando las fronteras del Imperio Romano de Oriente, pero a la muerte de Teodosio en el año 395, se alzaron en armas y, luego de asolar Grecia y Macedonia, se dirigieron hacia Italia. Alarico se estableció temporalmente en Iliria, y desde allí se dispuso a atacar el Imperio Romano de Occidente, gobernado en ese entonces por el emperador Honorio. La defensa estuvo a cargo de Estilicón, hábil general de origen vándalo, quien logró contenerlos por algun tiempo.

Sin embargo en el año 408, el emperador Honorio mandó a asesinar a Estilicón, creyéndolo conspirador. Entonces, en el año 410, el visigodo Alarico reanudó los ataques contra el Imperio, puso sitio a Roma y se apoderó de la ciudad que durante tres dias fue terriblemente saqueada. Meses despues, Alarico murió y fue reemplazado por Ataúlfo, quien después de pactar con Honorio, partió con sus fuerzas para Hispania (España) a fin de expulsar a los vándalos que también habían invadido parte del Imperio Romano en el año 405, junto con los suevos, alanos y burgundios, pero que no había podido invadir Roma gracias a Estilicón.

Los vándalos, juntos con los suevos y burgundios, había arrasado la Galia y penetrado en España. Ante la presión de los visigodos, los vándalos cruzaron el estrecho de Gibraltar y asolaron las costas de África y construyeron una poderosa flota con la que consiguieron el dominio del Mediterráneo Occidental. En el año 455, al mando de su jefe Genserico, los vándalos invadieron Italia desde el norte de África y se lanzaron sobre Roma, la que fue saqueada durante quince días en forma tan despiadada que la palabra vandalismo quedó en lo sucesivo como expresión de brutalidad y barbarie. Los vándalos se retiraron llevándose casi todos los objetos artísticos y más de 60.000 romanos cautivos, entre los que se encontraban la Emperatriz Eudoxia y sus hijas.

Entre los pueblos germánicos que se establecieron en la Galia, figura el de los francos, los cuales no constituían un Estado, sino una confederación de tribus entre las que podemos citar la de los Ripuarios, establecidos a la orilla del bajo Rin, los Salios en la region del río Mosa, y los Sicambrios. Los francos no habian participado de la gran invasión de los vándalos, suevos y burgundio del año 405, sino que fueron contratados por los romanos para defender las fronteras sobre el Rin. Más tarde se instalaron en el norte de la Galia.

Mapa de las Invasiones Bárbaras


Chatti (Tribu Germánica)

Los chatti fueron una tribu germánica de la antiguedad que se estableció en la Germania, en los valles recorridos por los ríos Eder, Fulda y Werra, correspondiente aproximadamente a la actual Hesse-Kassel, Alemania. De acuerdo con el historiador romano Tácito, los chatti incluían a los bátavos, hasta que una lucha interna los llevó a separarse a estos últimos y ocupar nuevas tierras en las bocas del Rin. Los chatti resistieron tenazmente exitosamente su incorporación al Imperio Romano, uniéndose a la coalición de tribus creada por el jefe de los queruscos, Arminio, que aniquilaron las legiones de Varo en el año 9, en la Batalla del bosque de Teutoburgo. Luego, en el año 15, Julio César Germánico se vengó asolando sus tierras y respondió a la beligerante defensa con la construcción de fortificaciones, limes, a lo largo de la frontera sur de sus territorios en Hesse central durante los primeros años del siglo I.

Se han encontrado restos de un refugio muy bien fortificado y abandonado en una colina cerca del poblado de Metze Niedenstein (en latín Mattium) en los territorios centrales de los chatti, cerca de Fritzlar, en el sur de Kassel. Por otra parte, se ha dicho que el refugio identificado fue abandonado alrededor de la era cristiana, por lo que su identificación anterior con la capital de los chatti, Mattium, ha quedado sin fundamentos. De acuerdo a Tácito, en su libro Germania, eran guerreros disciplinados, famosos por su infantería, la cual, a diferencia de otras tribus germánicas, usaba herramientas para cavar zanjas y llevaban provisiones cuando partían a la guerra. Sus vecinos al norte eran los usípetes y los téncteros.

Los chatti luego se fusionaron con sus vecinos mucho más numerosos, los francos, y se incorporaron al reino de Clodoveo I, probablemente con los francos ripuarios, al principio del siglo VI. Son mencionados en el poema épico inglés Beowulf como Hetwaras. En el 723, el misionero anglosajón Winfrith -luego llamado San Bonifacio, Apóstol de los Germanos- predicó entre los chatti y derribó su árbol sagrado, el Roble de Thor, cerca de Fritzlar, como parte de sus esfuerzos para convertir a los chatti y otras tribus de Germania septentrional al cristianismo.


Panonia

Panonia era una antigua región del Imperio Romano, ubicada en Europa Central y recorrida por el río Danubio, que corresponde actualmente a la parte occidental de Hungría y la oriental de Austria. Estuvo habitada por tribus de etnia iliria, quienes eran un pueblo de raza indoeuropea que hasta ahora poco se conoce pero de gran importancia en Europa Central. Panonia fue conquistada por Roma entre 35 y 10 a C, siendo fuertemente e intensamente romanizada. Luego sufrió el choque de incontables invasiones bárbaras. Las ciudades principales de Panonia de la época romana son Vindobona (Viena, Austria), Carnuntum (Petronell, Austria), Brigetio (Szony, Hungría) y Aquincum (Buda, Hungría).

Juliano el Apóstata

Juliano el Apóstata fue emperador romano que reinó entre los años 361 y 363, sucediendo a Constancio, quien era su primo e hijo de Constantino I (306 - 337). Encomendado por su primo, Juliano marchó al frente de las legiones de la Galia y rechazó una invasión de tribus germánicas en la region del Danubio. Luego de su victoria frente a los bárbaros, regresó a Francia y en la pequeña ciudad de Lutecia, próxima al actual Paris, sus soldados lo proclamaron emperador. Al frente de sus tropas Juliano se dirigió a oriente para derrocar a Constancio, pero en el camino enteróse de su muerte.

Juliano gobernó sólo dos años (361 - 363). Aunque educado desde temprana edad en el cristianismo, por influencia de la filosofía griega renegó de su fe y puso todo de su empeño para restablecer el politeismo romano. Se burló de los cristianos a través de numerosos libelos y obras satíricas de las que era autor. Prohibió al clero la enseñanza de la literatura y la filosofía, mientras ordenaba destruir los libros sagrados. De esta manera los cristianos lo llamaron el Apóstata.

Encabezó una poderosa expedición contra los persas, pero el clima y la falta de logística lo obligaron a retroceder. Atacado por sus enemigos, Juliano el Apóstata murió en el año 363 en una batalla librada en las proximidades del río Eufrates. Su muerte puso fin al intento de restablecer el paganismo.

Pax Romana

En la historia de Roma se conoce como Pax Romana al periodo de orden, prosperidad y paz relativa que se vivió en el Imperio Romano bajo el reinado de los Antoninos (96-192). En este período, las fronteras del Imperio tuvieron su máxima extensión y no se produjeron guerras civiles ni sublevaciones militares en contra del emperador. La Pax Romana fue la edad de oro de Occidente, marcando un proceso de profunda romanización de Europa que dejó huellas indelebles en la cultura que aun perdura. Si las culturas orientales fueron culturas patriarcales gobernadas por tiranos, donde los individuos que componían dichas sociedades no tenían ningún valor frente al déspota, en Roma sus ciudadanos gozaban de los mayores derechos y libertades cíviles comparadas con otras civilizaciones de la misma época. Los emperadores de este período fueron los mejores gobernantes que tuvo Roma. Lejos de las locuras y desviaciones de Calígula (37 - 41 dC) o de Cómodo (180 - 192 dC), desde Trajano a Marco Aurelio, todos ellos tenían algo en común: simpleza, sentido común y sobre todo ecuanimidad.

Marco Antonio Primo (General Romano)

Marco Antonio Primo (30 - 81) fue un general romano que prestó servicio al emperador Vespasiano. Nación en Tolosa, en la Galia, en el año 30. Durante el reinado de Nerón vivió en Roma y era miembro del Senado, del cual fue expulsado acusado de falsificación y desterrado de la ciudad. Durante la anarquía que se vivió luego de la muerte de Nerón, el nuevo y transitorio emperador Galba le otorgó el cargo de comandante de la VII Legión acantonada en Panonia, en la region del Danubio. Durante la guerra civil fue un aliado incondicional de Vespasiano. De esta manera, Marco Antonio Primo avanzó sobre Italia y obtuvo una victoria decisiva sobre las fuerzas de Vitelio, quien era el otro pretendiente al trono, en la batalla de Betracium.

Luego de obtener esta victoria en nombre de Vespasiano, Marco Antonio Primo cruzó los Apeninos, saqueó Cremona y se dirigió hacia Roma, forzando su entrada a la ciudad y derrotando a toda oposición. Capturó a Vitelio y lo hizo ejecutar. Durante unos cuantos días Primo fue el gobernante de Roma y el Senado le concedió el título de consul. Pero ante la llegada del gobernador de Siria Cayo Licinio Muciano, quien era aliado de Vespasiano, debió renunciar a su autoridad y se marchó de la ciudad. Vivió fuero de Roma prestando servicio en el Ejército Romano hasta su muerte.

Popea Sabina

Popea Sabina (30 - 65 dC) fue la segunda esposa del emperador Nerón. Nació en Pompeya, sur de Italia, en el año 30 despues de Cristo. Era hija de Tito Olio y Popea Sabina la Mayor. Popea se casó tres veces. Estuvo casada primeramente con Rufrio Crispino con quien tuvo un hijo del mismo nombre. Luego se casó con quien sería el emperador Otón en el 69 y poco después de esta unión (antes de ser emperador), el general se la ofreció indirectamente al emperador Nerón para que este la tomara por amante, y así tener influencias sobre él.
 
Popea Sabina ganó gran influencia sobre el emperador y, haciendo uso de ella, le convenció para que mandara matar a Agripina la menor, madre de Nerón, ya que ésta resultaba peligrosa para la estabilidad del poder del emperador. Luego, Popea propone a Nerón que se divorcie de su entonces esposa Claudia Octavia, hija de Claudio para posteriormente exiliarla y ejecutarla, acto que también se cumpliría para beneficio de Popea. Logrado su cometido, Popea se casó con Nerón y se convirtió en la nueva emperatriz romana. En el 63 le dio al emperador una hija, llamada Claudia Augusta, la cual murió poco después.

Poco se sabe de la causa de la muerte de Popea. Suetonio, historiador romano de la antiguedad, escribió que Popea Sabina estaba preñada de su segundo hijo en el verano del año 65 cuando tuvo una gran discusión con Nerón, quien se hallaba embriagado. Este, un arrebato de ira, le dió un puntapie en el vientre, causándole la muerte.

Gran Incendio de Roma

El Gran Incendio de Roma fue un siniestro de grandes proporciones que aconteció en Roma en el año 64 después de Cristo, durante el reinado del emperador Nerón. De los catorce distritos de la ciudad, sólo cuatro se salvaron de las llamas. Aunque se lo relaciona con este emperador, no se sabe con exactitud quien lo provocó, habiendo contradicciones entre los historiadores romanos de la época. Según Tácito el Gran incendio se inició a las nueve de la noche del 18 al 19 de julio del año 64. El fuego habría empezado en el extremo del sudeste del Circo Máximo, en las tiendas que vendían mercancías inflamables (aceites), y se habría extendido rápidamente, ardiendo por espacio de cinco días. El otro único historiador que vivió por aquél entonces y que hace referencia al incendio en sus escritos es Plinio el Viejo, y únicamente lo menciona superficialmente, sin dar grandes detalles del mismo. Se ha interpretado aquí que lo consideraba como un incendio más de los muchos y fortuitos incendios que padecía Roma en la época.

Batalla del Margus

La batalla del Margus fue un enfrentamiento armado entre los ejércitos del emperador Diocleciano y el pretendiente al trono, Carino. Tuvo lugar en julio del año 285, en el valle del río Margus (actulamente el río Morava en la actual Serbia). Aunque Carino contaba con un ejército más fuerte, la lealtad de sus soldados era definitivamente cuestionable. Supuestamente, Carino había alienado a hombres de los que dependía su éxito. No se tiene información de las circunstancias exactas de la batalla, pero se sabe que Carino murió en el curso de la misma, y probablemente a manos de uno de sus propios oficiales.

Luego de su gran victoria en la batalla del Margus, Diocleciano se hizo con el control sobre la totalidad del Imperio romano. La batalla se habría inclinado a favor de Carino en un principio sólo para cambiar de signo tras la defección del prefecto del pretorio de Carino, Aristóbulo. Algunos estudiosos sospechan que Aristóbulos fue el oficial responsable por el asesinato de Carino, posibilidad que gana credibilidad por el hecho de que Diocleciano recompensase a Aristóbulo manteniéndole en el cargo de prefecto del pretorio y cónsul durante el resto del año

Maximiano

Maximiano fue emperador romano junto con Diocleciano entre los años 285 y 305, formando parte de la Tetrarquía romana y reinando con el título de "Augusto" la mitad occidental del Imperio Romano junto a su co-emperador y "César" Constancio Cloro.

Marco Aurelio Valerio Maximiano nació en Sirmio, en la provincia romana de Panonia, región del Danubio, en 250. Siendo muy joven se enlistó en el Ejército Romano, destacándose como hábil comandante. Maximiano fue nombrado por el emperador Diocleciano en el año 285 primero César, y al año siguiente Augusto, conviertiendose de esta manera co-emperador y gobernó la mitad occidental del Imperio con Roma como capital. En el año 293, Constancio Cloro fue a su vez nombrado César de Maximiano; es decir, co-emperador y asistente del Augusto de occidente (Maximiano).

Durante su gobierno se embarcó en una serie de campañas militares en Galia y contra las tribus germánicas que amenzaban las fronteras del Imperio. A fines del año 293, Maximiano puso a Constancio al mando de las legiones en el Rin y se dirigió a Mauritania, norte de Africa, para luchar contra grupos bárbaros de esa región, obteniendo varias victorias y poniendo en orden esa parte del Imperio. En el año 305, de acuerdo a lo previamente establecido, Maximiano renuncia como emperador junto a Diocleciano, quien imperaba en la mitad oriental, cediendo el trono y título de Augusto a sus repectivos césares: Constancio Cloro y Galerio.

Sin embargo, hacia fines del año 306, no respetando lo ya acordado con Diocleciano, Maximiano tomó de nuevo el título de Augusto, apoyando la rebelión de su hijo Majencio en Italia. No obstante, en abril de 307 intentó deponer a su hijo y la tensión existente entre ambos hizo que Maximiano huyera a la corte de su yerno y sucesor de Constancio, Constantino, localizada en Tréveris. En el concilio de Carnuntum, que fue celebrado en noviembre de 308, Diocleciano y Galerio obligaron a Maximiano a renunciar a sus pretensiones imperiales, pero dos años después intentaría hacerse de nuevo con el poder mientras Constantino se encontraba de campaña en el Rin. El levantamiento no tuvo éxito a causa de la ausencia de apoyos y Maximiano sería capturado en Marsella, y condenado a muerte por Constantino.

Constancio Cloro

Constancio Cloro, también conocido como Constancio I, fue co-emperador romano que gobernó la mitad occidental del Imperio Romano junto a Maximiano (Agusto), pero como César de éste, entre los años 293 y 305, formando parte de la Tetrarquía Romana establecida por Diocleciano, quien imperaba en la mitad oriental. A mediado de 305, Maximiano renunció como emperador y "Agusto", junto a Diocleciano, nombrando a Constancio Cloro "Agusto" y emperador de la mitad occidental. Severo fue nombrado el nuevo César de Constancio.

Constancio Cloro nació en Dardania, en la actual Serbia, en 250. Comenzó su carrera siendo un joven senador que puso a Hispania nuevamente bajo la óbita del Imperio romano, y dedicó toda su vida al fortalecimiento del mismo. En 272 casó con la rubia Helena, la madre de Constantino. Fue gobernador de Dalmacia, destacándose por su habilidad militar. Adoptado por el emperador Maximiano, Constancio Cloro fue nombrado César de éste en marzo de 293. Alrededor de 296 Constancio fue enviado a Britannia para sofocar la rebelión de algunas tribus.

En 298 Constancio venció a los alamanes en el territorio de Lingones (Langres) y reforzó las defensas de la frontera del Rin. Durante la persecución de los cristianos de 303 destacó por su gran humanidad. El 1 de mayo de 305 obtuvo el título de Augusto, muriendo al año siguiente en Eboracum (York) durante una expedición contra los pictos y los escotos. Le sucedió su hijo Constantino quien fue proclamado emperador por sus legiones en Britannia. El nombre Cloro le fue dado luego de su muerte y es debido a que era muy blanco o pálido, ya que cloro en latín significa pálido.




Tácito (Emperador Romano)

Tácito fue emperador romano entre los años 275 y 276. Era un senador de edad avanzada cuando el Senado Romano lo nombró emperador a pedido de las tropas.

Marco Claudio Tácito nació alrededor del año 200 en el seno de una familia humilde en las provincias limítrofes con el Danubio. En el año 273 ocupó el cargo de cónsul. Tras el asesinato de Aureliano hubo un interregno relativamente largo de 6 meses. Durante este tiempo las legiones y el senado consultaron sobre el posible nuevo emperador ya que Aureliano no había dejado ningún sucesor. Finalmente decidieron proclamar a Tácito.

Tácito deificó al emperador Aureliano e hizo ejecutar a muchos de los que participaron en el asesinato de Aureliano. Luego de nombrar a su hermano Floriano prefecto (jefe de la Guardia Pretoriana), Tácito inició una campaña militar en el este, por lo cual se le otorgó el título de Goticus Maximus. Luego de tan sólo 6 meses en el trono y tras haber conseguido una victoria frente a los godos Tácito murió de repente y de manera inesperada en Tyana (Capadocia). Nos han llegado dos versiones de su muerte. Eutropio y Aurelio Víctor cuentan que la muerte se debía a una infección con fiebre mientras que Zósimo nos relata que Tácito fue asesinado.

Probo (Emperador Romano)

Probo (232 - 282) fue un emperador romano de la segunda mitad del siglo III. Tras la muerte de Tácito, fue proclamado emperador en el año 276, imperando hasta el año 282 cuando fue asesinado por sus propias tropas. Marco Aurelio Probo nació en Sirmium, Panonia (actual Serbia), en el año 232. Ingresó al Ejército Romano siendo muy joven, distinguiendose luego como general de los emperadores Veleriano, Aureliano y Tácito.

Probo era un emperador austero, sencillo, y un militar valiente y hábil. Logró sofocar diversas rebeliones y mejorar la administración. Durante su reinado, las fronteras del Danubio y el Rín fueron reforzadas luego de haber librado victoriosas batallas en contra de varias tribus germánicas, como la de los godos, francos, burgundios, vándalos y alemanes. En el año 281 Probo decidió reiniciar las campañas militares contra el Imperio Sasánida, las cuales habían debido suspenderse debido a la guerra simultánea mantenida por el emperador Aureliano contra el Imperio de Palmira y el Imperio Galo.

En el año 282, Probo acudió a constatar el drenado de los pantanos de su ciudad natal en Panonia; allí recibió noticias que en su ausencia la Guardia Pretoriana se había rebelado y proclamado emperador su jefe, Marco Aurelio Caro. Las tropas enviadas por Probo contra los rebeldes cambiaron prontamente de bando y al saberse esto en Panonia, Probo fue asesinado por sus propias tropas. Su muerte fue lamentada años después tanto por el Senado como por la plebe, e incluso los soldados, arrepentidos, erigieron un monumento en su honor. Probo fue el último emperador en poseer las viejas virtudes romanas de austeridad, sencillez y equanimidad.


Tetrarquía romana

La Tetrarquía Romana de fines del siglo III y principio del IV fue el sistema de gobierno compartido por cuatro emperadores, con dos principales y dos menores, que co-gobernaron el Imperio Romano dividido en dos: Occidente y Oriente. La Tetrarquía fue creada por Diocleciano, quien había sido proclamado emperador por sus tropas. Éste nombró en el año 285 a Maximiano co-emperador de occidente con el título de Augusto, reservándose para sí el imperio de oriente con capital en Nicomedia (Asia Menor). En 293 nombró a Galerio y a Constancio como Césares, un título similar al de príncipe o heredero del Augusto.

Como el inmenso territorio del Imperio Romano era díficil de gobernar y de custodiar, Diocleciano lo dividió en dos regiones: Oriente y Occidente, a las órdenes de dos emperadores llamados Augustos. Diocleciano se estableció en la zona oriental y dejó a su colega Maximiano como co-emperador de Occidente. Para evitar que la elección de los emperadores estuviese sujete al arbitrio de los oficiales y soldados de las legiones, que eventualmente se sublevaban, fueron designados dos personajes con el título de Césares que secundarían a los Augustos y luego debían sucederlos en el trono. Diocleciano designó a Galerio para sí, y a Constancio Cloro para Maximiano. Esta nueva forma de gobierno, en la cual el poder radicaba en cuatro hombres, se llamó Tetrarquía.

Legión IX Hispana

La Legión IX Hispana (Legio IX Hispana) fue una legión del Ejército Romano creada en Hispania por Pompeyo en el año 65 a. C., junto con la VI, la VII y VIII. Estaba compuesta de 6.000 hombres más las vélites. Luego Julio César la dirigió por vez primera como gobernador de la Hispania Ulterior en el 61 a. C. Se la llevó a la Galia alrededor del año 58 a. C., donde estuvieron presentes durante toda la Guerra de las Galias. Su símbolo fue un toro, como otras legiones cesarianas.

Luego de su creación, la Legión IX Hispana fue utilizada en las campañas de pacificación de la provincia Galia Narbonense atacada por los alóbroges. En 58 a. C. fue asignada junto con la Legión VIII y la Legión X a Julio César para su conquista de la Galia. La Legión IX combatió ferozmente durante toda la campaña de las Galias, siguiendo, más adelante, fiel a César en la guerra civil que sostuvo contra Pompeyo. Luchó en las batallas de Dyrrhachium (actual Durrës) y de Farsalia el 48 a. C., y en la campaña africana del año 46 a. C. Después de la victoria final César licenció a sus legionarios y asentó a los veteranos en Picenum.

Luego del asesinato de Julio César, Octavio volvió a convocar a la Legión IX para luchar contra la rebelión de Sexto Pompeyo, luchando en la batalla de Nauloque (Sicilia). Tras derrotar a este, fue destinada a la provincia de Macedonia. Cuando estalló la guerra civil entre Marco Antonio y Octavio, la IX participó de la batalla naval de Actium bajo las órdenes de este último.

En el año 43 despues de Cristo, luchó en la campaña militar de Britania bajo las órdenes del General Aulo Plaucio. Luego combatió por muchos años en la región del Danubio contra las tribus germánicas. En el siglo II, la gloriosa Legión IX fue diezmada luchando contra fuerzas superiores en números, siendo aniquilada y desapareciendo en el campo de batalla durante el reinado de Marco Aurelio.

Constantino I

Constantino I (272 -337) fue emperador romano desde el año 306 hasta el 337. Fue el emperador que se convirtió al cristianismo, terminando con la persecuciones de su predecesor Diocleciano. Constantino publicó el edicto de Milan en el años 313, el cual estableció la tolerancia religiosa para los cristianos en el Imperio Romano.

Su nombre completo era Flavio Valerio Aurelio Constantino. Nació en Naissus, Iliria (actual Serbia), en el año 272. Su padre era Constancio Cloro, un político tolerante quien había sido co-emperador junto a Maximiano y Diocleciano entre los años entre los años 293 al 306 durante la Tetrarquía. Cuando murió su padre Constantino fue nombrado Augusto (emperador) por sus soldados en el año 306, y a partir del año 307 lo compartió con Majencio, Maximiano y Galerio, a quienes se le sumó Licinio en el 310.

Constantino I fue un gran general. Derrotó a Majencio y a Licinio durante las guerras civiles y a partir del año 323 fue el único emperador. También luchó exitosamente durante su reinado contra las tribus de los francos, alemanes, visigodos y sármatas. Constantino tansformó a la antigua colonia griega de Bizancio en una nueva residencia del emperador, Constantinopla, la cual sería la capital del Imperio Romano de Oriente por más de mil años.

Diocleciano

Diocleciano (244 - 311) fue el emperador romano que puso fin a la época de anarquía conocida como la Crisis del Siglo III. Imperó desde el año 284 al 305. De humilde origen y enérgico, había adquirido prestigio más por su talento administrativo que por sus hazañas militares. Se propuso terminar con el desorden interno y mejorar la defensa de las fronteras ante la amenaza de los bárbaros. Sin embargo su gobierno fue una total autocracia. En lugar de ser considerado el "primer ciudadano", como lo había establecido Augusto, implantó el absolutismo imperial, adoptando las insignias de los déspotas orientales y exigiendo que los súbditos se inclinaran ante su presencia. Estas nuevas costumbres extranjeras representaban una verdadera decadencia y deterioro de las costumbres e idiosincracia romanas occidentales.

Diocleciano nació en Salona, en la provincia romana de Dalmacia (actual Croacia), en el año 244. Su nombre original era Docles. Por su participación en las diferentes campañas militares, fue ascendiendo de rango hasta llegar a ser comandante de caballería durante el gobierno del emperador Caro. Luego de la muerte de éste y de su hijo Numeriano durante la campaña de Persia, Diocleciano fue proclamado emperador por sus tropas. Pero el trono también fue reivindicado por Carino, quien era otro hijo del emperador Caro. Sin embargo, Diocleciano lo derrotó en la batalla del Margus.

Con su ascenso al trono de Roma en el año 284, Diocleciano terminó con la Crisis del Siglo III, ya que era una persona equánime y capaz de imponer el orden y ser relativamente coherente en sus actos de gobierno. En 285, nombró a Maximiano, quien había sido su camarada de armas en el ejército, como su co-emperador con el título de Augusto. En el año 293, Diocleciano decidió compartir aun más el poder nombrando también a Galerio y Constancio co-emperadores con el título de César, formando de esta manera un tetrarquía, o gobierno de cuatro. Cada emperador gobernaría una cuarta parte del imperio.

Diocleciano aseguró las fronteras del Imperio Romano, librándolas de toda amenaza a su poder. Entre los años 285 y 299, en feroces campañas militares consecutivas, derrotó a los sármatas y carpos en el este, a los alemanes en el Danubio, y usurpadores de Egipto. Luego colaboró con su co-emperador Galerio, prestando ayuda en la guerra que éste sostenía contra los sasánidas de Persia, quienes eran los enemigos tradicionales del imperio. Hacia fines de 299 lograron tomar la capital Ctesifon y obtuvieron la paz luego de negociaciones. Luego Diocleciano persiguió a los cristianos entre los años 303 y 311.

Diocleciano estableció nuevos centros administrativos en Nicomedia, Mediolano, Antioquía y Tréveris, puntos más cercanos a las fronteras de lo que estaba la tradicional capital en Roma. El crecimiento burocrático y militar, las campañas militares constantes y los proyectos constructivos incrementaron el gasto del estado e hicieron necesaria una reforma fiscal. Al menos a partir del año 297 el sistema impositivo fue estandarizado de forma más equitativa y con tipos impositivos en general más altos que los que habían imperado hasta entonces. Enfermo y debilitado, Diocleciano abdicó el 1 de mayo de 305, convirtiéndose en el primer emperador romano en dejar voluntariamente su cargo. Desde entonces vivió en su palacio en la costa de Dalmacia, dedicado al cultivo de sus jardines y huertos.

Aunque fue efectivo mientras Diocleciano estuvo al mando, el sistema de la tetrarquía colapsó en el momento en que éste abdicó, sustituyéndose por la lucha por el poder entre Majencio y Constantino, hijos, respectivamente, de Maximiano y Constancio.




Galieno (Emperador Romano)

Galieno (218 - 268) fue un emperador romano de la segunda mitad del siglo III. Gobernó el Imperio en forma conjunta con su padre Valeriano desde el año 253 al 260 y sólo desde el 260 al 268. Galieno subió al trono cuando el Imperio Romano pasaba un período de caos conocido como la Crisis del Siglo III. Aunque obtuvo victorias militares importantes, no pudo evitar que una parte del Imperio se separara. Su nombre completo era Publio Licinio Ignatio Galieno.

Debido a la experiencia que obtuvo gobernando con su padre, Galieno pudo imponer su autoridad, lograr que lo respetaran y gobernar sólo por 8 años. Uno de los principales métodos que tuvo Galieno para reforzar su poder fue la gran cantidad de monedas acuñadas durante su reinado. La acuñación de monedas era una forma de propaganda muy efectiva y Galieno hizo que apareciera en ellas como victorioso. Sin embargo, hacia finales de su reinado, Galieno no pudo impedir la separación de una parte del Imperio. En 268 Galieno perdió el control de una gran parte de Galia, donde otro general, Póstumo, había declarado su propio imperio, conocido como el Imperio Galo. En la lucha contra este usurpador entró en juego otro general, Claudio II Gótico, que, tal como se iba haciendo tradicionalmente, ganó la lealtad de su ejército y sucedió a Galieno en el Imperio.

Galieno pudo obtener los mayores logros de su gobierno meses antes de morir. Una invasión de godos en la provincia de Panonia se aventuraba desastrosa e incluso amenazante para la capital, mientras que al mismo tiempo los alamanes arrasaban el norte de Italia. Galieno detuvo el avance godo derrotándoles en la batalla de abril de 268. Luego se dirigió el norte y obtuvo varias victorias contra los alamanes. Cuando éstos fueron vencidos se volvió de nuevo contra los godos y en septiembre de ese año, o bien él en persona o bien el general en jefe Claudio, llevaron al ejército romano a la victoria de la batalla de Naissus, aunque el comandante de caballería Aureliano fuera el verdadero vencedor.

Claudio II el Gótico

Claudio II, el Gótico, (213 - 270) fue un emperador romano que gobernó el Imperio entre los años 268 y 270, durante el período de anarquía conocido como la Crisis del Siglo III. Sucedió a Galieno luego del asesinato de éste. Durante su reinado, Claudio II luchó exitosamente contra las tribus germánicas de los alemanes y los godos, derrotándo a estos últimos en la batalla de Naissus.

A pesar de sus éxitos militares, Claudio II no vivió lo suficiente para conseguir su objetivo de reunificar los territorios perdidos del Imperio durante el caos del siglo III. A finales de 269 estaba preparándose para atacar a los vándalos, que estaban saqueando Pannonia, pero cayó víctima de una epidemia de viruela y murió en enero de 270. Antes de su muerte se dice que nombró a Aureliano como su sucesor, si bien su hermano Quintilo usurpó el poder poco después de la muerte de Claudio. El Senado lo deificó inmediatamente como Divus Claudius Gothicus, siendo uno de los pocos emperadores romanos tan homenajeados por el pueblo.

Marcomanos

Los marcomanos eran una de las diversas tribus germánicas que entraron en conflicto con el Imperio Romano a lo largo de su historia. En el siglo 100 antes de Cristo, los marcomanos se habían asentado en el valle del río Meno (Main), cerca del Rin, pero en el año 9 a.C., presionados por los romanos en la época de Augusto, migraron hacia Bohemia, donde su rey Marobodus estableció un poderoso reino. En la segunda mitad del siglo II despues de Cristo, los marcomanos se aliaron con los vándalos, cuados, sármatas y godos e intentaron invadir el Imperio Romano durante el reinado de Marco Aurelio, lo que provocó un gran conflicto armado entre Roma y estas tribus germánicas que duró 34 años (165 - 189) y que se conoce en la historia como Guerras Marcomanas. Aunque las legiones romanas lograron imponerse luego de sangrientas batallas, a partir del siguiente siglo en adelante el Danubio fue el principal frente de batalla hasta el colapso del Imperio Romano de Occidente en el siglo V.

Aureliano (Emperador Romano)

Aureliano (214 - 275) fue un emperador romano que reinó entre los años 270 y 275. Por sus logros, templanza y carácter, fue el emperador más destacado del período de caos que vivió el Imperio en el siglo III y que es conocido como Crisis del Siglo III. Durante su gobierno derrotó a la tribus de los alemanes luego de una devastadora guerra, como así también a los godos y vándalos, que habían cruzado las fronteras e invadido parte del imperio. Tras una sangrienta campaña militar en el 273, Aureliano logró restaurar el orden y reincorporar al Imperio Romano las provincias de oriente que se había escindido con el nombre de Imperio de Palmira. En el año 274, luego de una feroz lucha, Aureliano también logró reconquistar la Galia, la cual también se había separado del Imperio Romano, adquiriendo el nombre de Imperio Galo. Su nombre completo era Lucio Domicio Aureliano.

Aureliano nació el 9 de septiembre del año 214, en Sirmio (actual Serbia). Provenía de una oscura familia de provincia. Su padre era arrendatario de un senador de nombre Aurelio, que dio su nombre a la familia. Ya de joven se dedicó al ejercicio militar. Aureliano sirvió como general en varias guerras, y su éxito al final hizo de él el hombre de confianza y comandante de caballería del ejército del emperador Galieno. En 268, su caballería derrotó de forma aplastante a la poderosa caballería goda en la batalla de Naissus y quebró la fuerza de la más temible invasión del territorio romano desde Aníbal. Según una fuente, Aureliano participó en el asesinato de Galieno (268), y apoyó a Claudio II en su ascenso al trono. Cuando este último fue designado emperador y nombró a Aureliano como comandante.

Tras la muerte de Claudio, su hermano Quintilo se hizo con el poder con el apoyo del Senado. Con un acto típico de la Crisis del siglo III, el ejército rechazó reconocer al nuevo emperador, prefiriendo apoyar a uno de sus propios comandantes: las legiones de Sirmio que comandaba Aureliano lo proclamaron emperador en septiembre de 270. Regresó a Roma para asegurar su elección como emperador. Aureliano derrotó a las tropas de Quintilo, y fue reconocido emperador por el Senado después de la muerte de Quintilo.

En 275, luego de recuperar la Galia y las provincias de oriente, Aureliano marchó hacia Asia Menor, preparando otra campaña contra Persia: la muerte de los reyes Sapor I (272) y Ormuz I (273) en rápida sucesión, y la subida al poder de un rey débil (Bahram I), suscitó la posibilidad de atacar al Imperio sasánida. Sin embargo, Aureliano nunca llegó a Persia, pues fue apuñalado mientras esperaba en Tracia para pasar a Asia Menor.

Como administrador, Aureliano había sido muy estricto e impuso severos castigos a oficiales o soldados corruptos. Un secretario de Aureliano (llamado Eros por Zósimo) había mentido en un asunto menor. Tenía miedo de lo que el emperador podría hacerle, así que falsificó un documento que contenía la lista de los nombres de altos oficiales marcados por el emperador para ser ejecutados, y la mostró a sus colaboradores. El notarius Mucapor y otros oficiales de alto rango de la Guardia Pretoriana, temiendo el castigo del emperador, lo asesinaron en septiembre de 275, en Cenofrurio, Tracia (Turquía).


Crisis del Siglo III

Se conoce como Crisis del Siglo III al período de caos y anarquía en la historia del Emperio Romano que abarcó los años 235 al 284. La anarquía estalló luego del asesinato del emperador Alejandro Severo perpetrado por sus propias tropas. Durante la Crisis del Siglo III hubo más de veinticinco aspirantes a emperadores que se diputaron el trono de Roma, la mayoría de ellos comandantes de legiones romanas, asumiendo los destinos del Imperio como emperador en forma temporaria hasta que cada uno de ellos eran derrotados o asesinados por su adversario. Entre los años 258 y 260, el Imperio se dividió en tres partes: la Galia, Hispania y Bretania por un lado con el nombre de Imperio Galo; las provincias romanas de Siria, Palestina y Egipto por el otro, bajo el nombre de Imperio Palmireno o de Palmira; y el Imperio Romano propiamente dicho que comprendía la península itálica, los Balcanes y Asia Menor. La Crisis del Siglo III culminó con el ascenso al trono de Roma de Diocleciano y el establecimiento primero de la Diarquía y después de la Tetrarquía.

El emperador más destacado del período de crisis del siglo III fue Aureliano, quien condujo los destinos del Imperio entre los años 270 y 275. Durante este tramo, también se produjo una serie de invasiones por parte de tribus bárbaras. Aureliano derrotó sucesivamente a vándalos, visigodos, palmirenos (véase Zenobia), persas y después a lo que quedaba del Imperio Galo. Al final del año 274 el Imperio Romano fue reunificado del todo, y las tropas fronterizas volvieron a sus puestos. Más de un siglo transcurriría antes de que Roma perdiera otra vez el control sobre las amenazas externas. Sin embargo, docenas de ciudades antiguamente prósperas, especialmente en el oeste del imperio, resultaron arruinadas tras las guerras, sus poblaciones se dispersaron, y debido al colapso del sistema económico la mayoría no pudieron ser reconstruidas. Las otras principales ciudades, incluyendo la propia Roma, se encontraron rodeadas de gruesos muros defensivos que no habían necesitado durante muchos siglos.

Durante y a concecuencia de la Crisis del Siglo III, la población libre de las ciudades comenzó a desplazarse hacia las zonas rurales en búsqueda de comida y protección debido al ataque de fuerzas militares y a la escasez de alimentos en las urbes para quienes no fuesen comerciantes, burócratas o soldados. Desesperados por la necesidad de sobrevivir, muchos de estos plebeyos libres de las ciudades, así como muchos pequeños agricultores, se vieron forzados a renunciar a derechos básicos de ciudadanía para recibir protección de los grandes aristócratas convertidos en terratenientes. Los primeros se convirtieron en una clase de ciudadanos medio libres llamados "colonus". Estaban atados a la tierra y, gracias a reformas imperiales posteriores, sus puestos se hicieron hereditarios. Esto proporcionó un modelo temprano de servidumbre, que formaría la base de la sociedad medieval feudal.

Incluso las propias ciudades empezaron a cambiar de carácter. Las grandes urbes abiertas de la antigüedad dieron paso lentamente a las ciudades amuralladas más pequeñas, tan comunes en la Edad Media, por temor a los ataques externos y ante la falta de tropas imperiales que estuvieran dispuestas a guarnecerlas. Inclusive los antiguos comerciantes urbanos empezaron a arruinarse si su ciudad no era sede de alguna gran autoridad imperial, en tanto ésta era casi la única fuerza militar y económica capaz de asegurar la pervivencia del comercio. También numerosos aristócratas romanos abandonaban las ciudades de provincias para refugiarse en sus grandes propiedades rurales donde se hacían económicamente autosuficientes y podían mantener una autoridad efectiva sobre masas de campesinos, creando el embrión de los señores feudales de siglos posteriores.

Alejandro Severo (Emperador Romano)

Alejandro Severo (208 - 235) fue el último emperador romano de la dinastía de Severa, reinando entre los años 222 y 235. Sucedió a su primo Heliogábalo luego del asesinato de este último junto a su madre por la Guardia Pretoriana en el año 222. Tras un período de doce años de reinado luchando en las fronteras de oriente y de Germania, Alejandro Severo también fue asesinado, no por los pretorianos sino por sus soldados que se habían amotinado. Su muerte marca el comienzo de un largo período de anarquía en el Imperio Romano conocido como la Crisis del Siglo III.

Alejandro Severo nació en Arca Cesarea (actual Líbano) el 1 de octubre del año 208. Su nombre original de nacimiento era Marcus Julius Gessius Bassianus Alexianus. Era hijo de Marco Julio Gesio Marciano y de Julia Avita Mamea. Fue instruido en todas las artes, derecho y tácticas militares. Consiguieron que emperador Heliogábalo lo adoptara en el año 221 y lo nombrara César como su sucesor legítimo. A partir de este momento adoptó el nombre de Severo Alejandro. Cuando llegó a emperador se le otorgaron los títulos de Augusto y Pater Patriae. Luego del asesinato de Heliogábalo en 222, tanto el senado como el pueblo desearon ver al joven Alejandro en el trono. En ese momento contaba 13 años. Fue proclamado César el 13 de marzo de 222, tan sólo 2 días después de la muerte de su predecesor. Alejandro Sever se casó con Sallustia Barbia Orbiana en el año 225. El matrimonio no tuvo descendencia. Dos años después, Orbiana fue desterrada a África, probablemente por exigencias de Julia Mammaea. Las causas fueron celos y el intento de eliminar una posible rival en el poder, ya que también hizo asesinar a Seius Sallustius, padre de Orbiana, que contaba con muchos apoyos en el ejército.

Durante el reinado de Alejandro Severo los sasánidas empezaron a establecer su nuevo imperio sustituyendo a los partos en la frontera este del imperio romano. Sus tendencias expansivas amenazaron también al imperio romano y a partir de 230 atacaron las provincias de Mesopotamia pasando el Éufrates. Alejandro reunió un ejército para empezar su campaña militar en 231. Las pérdidas eran enormes para ambas partes, por tanto, Ardashir, rey de los sasánidas, decidió retirarse de las provincias recién conquistadas. Alejandro consideró este acontecimiento como una victoria y lo celebró con una marcha triunfal el 25 de septiembre de 233. Un año más tarde, los germanos amenazaron las fronteras al norte del imperio. Alejandro se aproximó con sus tropas. Para ganar tiempo, envió regalos a los enemigos, hecho visto como ofensa por sus propios soldados que habían sufrido los recortes en los gastos militares. En un campamento, cerca de Maguncia, se produjo un motín entre los soldados y asesinaron a Alejandro Severo y a su madre y proclamaron a Maximino el Tracio como emperador. Cuando fue asesinado, Alejandro Severo tenía 26 años.

Faustina la Mayor

Faustina la Mayor (98 - 141) fue la esposa del emperador romano Antonino Pío. Su nombre completo era Annia Galeria Faustina y era la única hija del cónsul Marcus Annius Verus y su esposa Rupila Faustina. Por lo tanto provenía de una familia noble romana que procedía de Hispania. En el año 126 se casó con el futuro emperador Antonino Pío con quien tuvo dos hijos y dos hijas. De estos sólo una hija, Faustina la Menor, sobrevivió y se casó con el futuro emperador Marco Aurelio.

Con el ascenso de Antonino Pío al trono de Roma, Faustina la Mayor fue nombrada Augusta. El matrimonio parece haber sido feliz. Pasó muchos años ayudando a los humildes de Roma. Luego de su muerte en el 141, se acuñaron monedas con el nombre DIVA FAUSTINA. Fue consagrada y enterrada en el mausoleo de Adriano. En el foro se levantó un templo para su culto que hoy es una iglesia dedicada a San Lorenzo. También se creó una fundación caritativa con su nombre, la Puellae Faustinianae que se ocupaba de las hijas de los pobres de Roma. Sin ser cristiana, ni pertenecer a ninguna religión monoteísta, Faustina la Mayor fue una de las emperatrices más íntegras, decentes y respetadas en la historia del Imperio Romano. Igualó en respeto y consideración de los romanos a Livia Drusila, la madre del emperador Tiberio y tercera esposa del emperador Augusto.

Heliogábalo (Emperador Romano)

Heliogábalo (203 - 222) fue un emperador romano que reinó entre los años 218 y 222. Perteneciente a la dinastía Severa, Heliogábalo nació en 203 en Emesa, en la provincia romana de Siria. Su padre era Sexto Vario Marcelo, y su madre Julia Soemia Basiana. Su nombre original era Vario Avito Bassiano. Durante su juventud sirvió como sacerdote del dios El-Gabal en su ciudad natal, Emesa. Como emperador, lejos de tener las virtudes de los emperadores de la dinastía Antonina, Heliogábalo cometió todo tipo de abusos, llevando un estilo de vida desordenada en el órden moral. También fue conocido como "el horrible".

Luego del asesinato del emperador Caracalla, éste fue reemplazado por el jefe de la Guardia Pretoriana, Marco Opelio Macrino. Sin embargo, la tía materna de Caracalla, Julia Mesa, promovió con éxito una revuelta entre la legión Legio III Gallica para conseguir que su nieto mayor, Heliogábalo, fuera declarado emperador en su lugar. Macrino fue derrotado el 8 de junio de 218, en la Batalla de Antioquía, con lo cual Heliogábalo, de apenas catorce años de edad, ascendió al trono imperial, tomando el nombre de Marco Aurelio Antonino Augusto. Fue conocido como Heliogábalo mucho tiempo después de su muerte. Se reinado fue marcado por la polémica.

Heliogábalo ignoró las tradiciones religiosas y los tabúes sexuales de Roma, reemplazando al dios Júpiter, cabeza del panteón romano, por un nuevo dios de carácter menor, Deus Sol Invictus, y obligó a miembros destacados del gobierno de Roma a participar en los ritos religiosos en honor de esta deidad, que él dirigía personalmente. Se casó hasta cinco veces y se dice que otorgó favores a personas que se creía pudieran ser sus amantes homosexuales, hasta el punto de que se le acusó de haberse prostituido él mismo en el palacio imperial. Su comportamiento provocó el rechazo de la Guardia Pretoriana, el Senado romano y el pueblo de Roma. En medio de una creciente oposición, Heliogábalo, de sólo 18 años de edad, fue asesinado y reemplazado por su primo, Alejandro Severo el 11 de marzo de 222, en un complot tramado por su abuela, Julia Mesa, y por miembros de la Guardia Pretoriana. Heliogábalo desarrolló entre sus contemporáneos una reputación de excentricidad, decadencia y fanatismo.

Los registros en la seguridad e higiene industrial – Tasas de incidencia de lesiones y enfermedades (Parte VI)

Los registros en la seguridad e higiene industrial – Tasas de incidencia de lesiones y enfermedades (Parte VI)

La importancia de la tasa de incidencia de casos de días de trabajo perdidos (TICDTP), data de bastante tiempo atrás, dado que en algúna ocasión fue usada por la OSHA como criterio para determinar si debía o no llevar a cabo una inspección general en un establecimiento seleccionado en forma aleatoria.

En la actualidad, la tasa de incidencia de casos de días de trabajo perdidos se aplica a ramas industriales completas, al designarse con el número de cuatro dígitos de la clasificación industrial de normas (Standard Industrial Classification, SIC), en lugar de a empresas aisladas. De esa manera, se identifica que la SIC de una rama industrial tiene una tasa de incidencia de casos de días trabajo perdidos (TICDTP) mayor que el promedio nacional de todas las ramas industriales , se considera que toda esa rama industrial requiere una inspección prioritaria. No obstante, determinar que de hecho una empresa en particular reciba una inspección depende de varios otros factores adicionales, entre las que se encuentran los recursos de inspeccción disponibles.

Macrino (Emperador Romano)

Macrino (165 - 218) fue el emperador romano que sucedió a Caracalla, reinando entre los años 217 y 218. Macrino nació en 165 en Mauritania Cesariense, provincia romana del norte de Africa. Aunque era hijo de la nobleza local, no disponía de muchos medios económicos en su juventud, por lo que debió practicar varios oficios, desde mensajero y cazador profesional hasta gladiador. Sin embargo su carrera despegó al empezar a trabajar como jurista en Roma. En el año 212 fue nombrado prefecto de los pretorianos. En el 217, Macrino fue uno de los instigadores principales del asesinato de Caracalla, siendo nombrado emperador por la Guardia Pretoriana ese año.

Macrino sólo pudo apoyarse en la fidelidad de sus propias tropas para poder gobernar. Al mismo tiempo, intentó paliar las consecuencias de la política de Caracalla y prometió gobernar en el espíritu de Marco Aurelio. Su mayor problema era la guerra contra los partos que había empezado ya bajo Caracalla y que no pudo llevar a buen término. Tras la batalla de Nisibis, que terminó en empate, terminó las masacres pagando a los parthos la suma de 200.000.000 sestercios y abandonando Armenia. Los pagos fueron financiados por recortes en el sueldo de los legionarios. Esto cambió la actitud de las tropas hacia él. Luego la situación política se tornó adversa para Macrino al presentarse Vario Ávito, quien luego sería conocido como Heliogábalo, como presunto heredero de Caracalla. En la mañana del 16 de mayo de 218 las legiones romanas proclamaron a este joven de 14 años como emperador. Macrino reaccionó proclamando a su propio hijo Diadumeniano como Augusto pero no consiguió calmar la situación. Finalmente debió.

A mediado de 218, Macrino fue derrotado por las legiones del nuevo emperador Heliogábalo, siendo ejecutado en Archelais.